Menu Big Bang! News
Show La dieta de las "hermanitas"

La otra competencia de Gran Hermano: cómo mantener la silueta

Cómo hacen las participantes para no engordar y mantenerse en forma. Ejercicios, menos harina y más verduras. Mirá las fotos del antes y del después.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El 90-60-90 es el patrón soñado por muchas mujeres. Las hermanitas de Gran Hermano cuentan con un historial conocido: posaban con poca ropa por sus profesiones o porque simplemente les gusta mostrarse. Para mantener su figura fuera de la casa comían sano, hacían deporte y se se sometían a tratamientos de belleza. Todo cambió luego de permanecer en el reality por más de dos meses, donde el menú se reduce al presupuesto semanal y la actividad física no es algo que las motive.

Parece que el tiempo libre no lo utilizaron correctamente y ahora las apremia las ganas de recuperar su figura. Belén Echart, según puede verse por la pantalla de América, no deja de mirarse en el espejo.

La morocha, que vuelve loco a Mariano pero que no pasan más del histeriqueo, en su cuenta de Instagram solía subir fotos en ropa interior o en pose sexy. Durante los primeros días en la casa mantenía ese perfil sensual pero ahora evita estar sin ropa y combina una serie de ejercicios con pesas y trote intenso para quemar calorías.

Belén hace ejercicios todos los días

La queja de Marian

El caso de Marian Farjat es similar. Si bien casi no practica actividades físicas, exceptuando las que hace bajo las sábanas junto a Brian, la rubia se nota más “ancha” y se queja porque la ropa no le queda como antes. Su fama en las redes se la ganó subiendo videos y fotos calientes y ahora sigue mostrando su abdomen sin intimidarse por tener “pancita”.Lo favorable es que los hombres de la casa también son coquetos y se preocupan por reducir las porciones de harina y hacer gimnasia para mejorar su “lomo”. 

Marian está preocupada por sus kilitos de más.

Entre las que peor la pasan al hablar de su físico es María Paz. Con su experiencia de modelo y sus deseos de saltar a la fama quiere verse bien siempre. Pero su preocupación es doble: su figura y su estilo de vida, ya que es vegetariana y en la casa por la falta de presupuesto se mantienen a base de comidas con arroz o harinas. La fruta y verdura escasea y ella utiliza el tiempo para ir al sauna y hacer cinta. De todas maneras, entre las fotos de producción de modas que realizó y su rostro a “cara lavada” muestran muchas diferencias y los seguidores por las redes hicieron comentarios. Aunque ante semejante diosa, ni unas ojeras podría restar el encanto de su belleza.

Maypi a cara lavada

El caso de Romina es el que preocupa en la casa. Pero no por su salud ni su físico, sino porque la acusan de “comerse todo  lo que hay”. Los compañeros le pidieron que comparta los alimentos y deje de esconder los restos de comida de otros. Incluso una de las peleas que tuvo con Mariano y donde ambos fueron sancionados se debió a que escondió bizcochuelo en un táper. Ella entró en el reality muy delgada y marcada y ahora al notar que su cuerpo cambió tomó la decisión de controlarse los horarios de comida y hacer alguna actividad. La ex promotora se obsesionó durante los últimos días con el tamaño de su cola y piernas. “Me siento más gorda y me veo grandota”, se quejó con sus compañeras de cuarto.   

Romina se siente “gorda”.

La última en ingresar a la casa fue Angie y si bien no sufrió el impacto de las harinas aún, si se queja que no pueda comer verduras y frutas, ya que ella también es vegetariana. Su figura la mantiene pero demuestra que se olvida totalmente de las cámaras porque no se maquilla ni se arregla como el resto y tal como lo hacía cuando salía con sus amigas. 

Angie, dentro y fuera de la casa.

Las hermanitas piden ropa y tratan de compensar sus inseguridades para lucirse en cada gala. Incluso se prestan accesorios y todo lo necesario para no perder el encanto que buscan generar. Opiná.

¿Cuál de las participantes te gusta más?