Menu Big Bang! News
Show A 15 años de la muerte de El Potro

La polémica estatua de Rodrigo y Gilda terminó en un galpón

El ídolo cuartetero no tendrá estatua en Buenos Aires, ni homenaje. Daniel “La Tota” Santillán quería emplazar en la Ciudad una obra escultórica sospechosamente parecida a La Piedad de Miguel Angel, pero dice que en el Gobierno porteño ni le atendieron el teléfono. Escucha sus quejas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Hoy se cumplen 15 años de la muerte del cantante cuartetero Rodrigo Bueno, El Potro, pero no habrá homenaje oficial. Si, claro, el recuerdo y cariño de sus fans y de sus amigos, como Daniel La Tota Santillán quien intentó, infructuosamente, que se colocase una polémica estatua del músico en algún lugar de la Ciudad. La obra, que tiene bizarras similitudes con La Piedad de Miguel Angel, muestra a Rodrigo sobre la falda de Gilda. Hoy descansa en un oscuro galpón. 

Inolvidable. El carisma de Rodrigo brillaba en escena.

Santillán le contó a Bigbang los entretelones del fallido homenaje. “Yo quise apoyar una iniciativa del artista marplatense Rodolfo Bayón, que ya realizó estatuas de  Pappo, Alberto Olmedo y Luis Alberto Spinetta, él hizo la obra, me la mostró y me pidió apoyo. El año pasado ya habíamos puesto una estatua -diferente- en le puerta de Fantástico Bailable y como la vandalizaron, la llevamos al restó El Corralón. Por eso tratamos que ésta estuviera emplazada”. Santillán cuenta que trató de comunicarse con el Gobierno porteño y no lo atendieron nunca. “A Rodriguez Larreta lo llame como 15 veces”, se queja. 

Santillán no dijo si la estatua le gustaba. En el Gobierno porteño no lo atendieron.

¿Te gusta la estatua?. Santillán duda y se evade: “y...al artista no le puedo decir que esta bien o está mal lo que hace. Aparte, a todos no le gustan las mismas cosas”. Reconoció que el parecido con la famosa imagen religiosa pudo ser mal visto, pero que no hubo intencionalidad. “Todos hablan o critican -yo sé quien es quién- pero no lo recuerdan. No se lo homenajeó como corresponde. Nosotros, sus amigos, lo hicimos cuando pudimos”.

“La Piedad” de Miguel Angel.
Rodrigo y Gilda, de Rodolfo Bayón. Cualquier similitud es pura casualidad.

Y se entusiasma: “¿te imaginás a Rodrigo hoy con las redes sociales? Arrasaría, tendría canal propio y millones de seguidores”, dijo como extrañando lo que nunca será.   

 

Audio