Menu Big Bang! News
Show De los lujos a la cárcel

La vida de Moria tras las rejas: pedicuría, masajes y aire

La ex vedette permanece detenida desde el martes en el penal del Buen Pastor de Asunción, Paraguay. Aunque asegura que no tiene privilegios, se encuentra en un pabellón tranquilo y tiene comodidades: aire acondicionado y los mimos de sus compañeras.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“A las reclusas las adoro, son lo más divinas. Las voy a venir a visitar porque son lo más”, reconoció días atrás Moria Casán desde el penal del Buen Pastor, en Paraguay. La diva, que permanece detenida desde el martes primero por la causa de las joyas y luego por posesión de cacína, lleva sus días tras las rejas con altura. ¿Cómo es la nueva vida de la ex vedette?

Moria entrando al penal del Bueno Pastor de Asunción. Está detenida desde el martes.

La vedette explicó cómo está pasando los días en prisión y se mostró muy relajada y contenta de tener “buenas compañeras”. Y es que, aunque asegura no recibir ningún trato preferencial, la diva permanece en un pabellón rodeada de detenidas poco peligrosas que, claro, la tratan como a una reina.

La actriz confesó que “la está pasando bien con sus compañeras de celda”.

Una de las chicas del pabellón tiene una peluquería, así que no tengo tiempo de pasarla mal. Me hacen masajitos, comidita. Me cuidan. Me duermo todo a la noche, tenemos buen aire acondicionado”, reconoció la jurado del Bailando por un Sueño al ciclo El diario de Mariana.

Así es la prisión por dentro:

Y agregó cómo se maneja dentro de la celda: “Cumplo el horario como todas las chicas, no tengo ningún tipo de privilegio y me parece perfecto”.

Así son las celdas donde se encuentra Moria, aunque la de ella tiene aire acondicionado.

Además, la morocha detalló cómo se siente en este momento: “Esto es un circo mediático. Yo no tengo nada en contra del pueblo paraguayo, no tengo ninguna animosidad. Yo sé que ellos me aman, lo siento en la calle”.

Moria se divierte en el patio del penal. “Me tratan divino”, destacó.

Esto es una cosa más en mi vida y que la pasaré. Lo estoy viviendo como un reality, soy muy desdramatizadora de las situaciones y siempre estuve feliz, nunca estuve triste y nunca estuve con miedo”, remató.