Menu Big Bang! News
Show Haz lo que yo digo, no lo que yo hago

Las preguntas "malditas" de Mirtha a sus invitados

Ofuscada por los rumores que hablan de una hija extra matrimonial de Daniel Tinayre, Mirtha analiza el pedido de un bozal legal para frenar el tema. Sin embargo, si de sus invitados se trata la diva no tiene reparos para incomodar a quien se siente a su mesa.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A la hora de meterse en la privacidad de los otros Mirtha Legrand no tiene reparos. Mientras la diva de los almuerzos prepara un “bozal legal” contra cualquiera que se atreva a hablar sobre la supuesta hija extra matrimonial de su esposo, Daniel Tinayre, la viuda parece olvidarse de de sus constantes irrupciones en la vida ajena.

Aunque con el tiempo se convierten en anécdotas, Legrand tiene la costumbre de hurgar en la intimidad de sus invitados, escudándose en su naturaleza “incisiva”

Ella se considera “incisiva”  a la hora de preguntar. A muchos los incomoda.

“Dejen de inventar cosas, por favor, son comentarios que hacen daño y yo no le hago daño a nadie. Hago mi trabajo con amor, entusiasmo y profesionalismo”,dijo a un medio al ser interpelada por los rumores de infidelidad del director de cine.

Los rumores de infidelidad datan de más de 60 años.

Pero la contradicción llegan cada vez que en sus almuerzos no sabe a frenar a tiempo, como cuando arremetió contra Laura Miller, víctima de violencia de su ex pareja. "¿Por qué te pegaba?”, disparó. “¿Por qué un hombre le pega a una mujer?", trató de enmendar su error inmediatamente. 

Sin disimular su cara de sorpresa, Miller respondió que "habría que preguntárselo a él", pero la conductora, no conforme con la respuesta, retrucó: "¿Pero vos qué hacías para que él te pegara?". 

Esta no es más que uno de los tantos momentos incómodos que Legrand hizo pasar a sus comensales. El diseñador Jorge Piazza también fue preso de sus desubicaciones. “¿Una pareja homosexual, en el caso de adoptar un menor, un varón, no podría producir una violación, a su hijo?”. Casi sin reflejos para reaccionar Piazza lo negó y continuó la charla, dejando pasar el exabrupto.

Flavia Palmiero fue sorprendida cuando “Chiquita” la interpeló sobre el anillo de brillantes que llevaba puesto. “Ese anillo se lo ganó con honra”, preguntó irónicamente, un momento al cual le siguieron risas tensas que disiparon la situación.

Otro de las incomodidades más recordadas fue la que sufrió Andrea del Boca, cuando Legrand disparó sin anestesia “¿Es verdad que estás embarazada?”. La atónita actriz, de quien no se conocía su pareja, lo negó sin mucho convencimiento. Tiempo después la noticia se conoció en los medios, pero del Boca nunca pudo perdonar el mal momento que pasó.

El actor Mariano Torres que también fue acorralado por la conductora al preguntarle si alguien le había ofrecido drogas, se descolocó y no pudo contestarle. 

Estos son sólo algunos contados casos, donde la invasión en el ámbito privado no resultó ser una barrera para la diva que hoy se espanta por los rumores del pasado.