Menu Big Bang! News
La conductora tuvo que enfrentar las cámaras tras cada uno de los escándalos de sus herederos.

La conductora tuvo que enfrentar las cámaras tras cada uno de los escándalos de sus herederos.

Show Del baúl de los recuerdos

Los cinco escándalos familiares que indignaron a Mirtha

La aparición de la presunta hija extramatrimonial de Daniel Tinayre hizo explotar a la conductora, acostumbrada a lidiar con los escándalos de sus herederos. De los escándalos de Juanita a las separaciones de Nacho.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La aparición de una presunta hija extramatrimonial de Daniel Tinayre dejó en jaque a Mirtha Legrand. La diva le puso el cuerpo a todos y cada uno de los escándalos que rodearon a su mediática familia, pero una presunta nueva heredera fue intolerable para la conductora. Desde las polémicas fotos de Juanita Viale a los besos con Martín Lousteau a la fuga de Marcos Gastaldi: los escándalos que indignaron a la “Chiqui”.

La “Chiqui” sorteó cada tormenta mediática desde su mesa televisiva.

La polémica detención

En abril de 2002, pocos meses después del estallido social que marcó a fuego al país, la detención de Marcos Gastaldi después de siete días de fuga hizo estallar a la farándula. El marido de Marcela Tinayre, buscado por estafas reiteradas durante su gestión como uno de los dueños de Banco Extrader, fue atrapado en la puerta de su mansión de Barrio Parque.

Esa noche la nota la dio Juanita quien estalló en furia contra los cronistas que intentaban registrar las imágenes de Gastaldi, hasta entonces prófugo de la Justicia, encerrado en un Ford Focus junto a su abogado. “Se cagan en una familia”, fue la delicada frase que la nieta de la conductora le espetó a las cámaras de Crónica TV.

Marcela y Marcos se conocieron en 1997. Son papás de Rocco, hoy de 14 años.

El hijo extramatrimonial

Seis años después de su detención, Gastaldi volvería a traerle un fuerte dolor de cabeza a Mirtha. Y es que, en medio de una presunta crisis de pareja con Marcela, el condenado empresario mantuvo una relación extramatrimonial con Sol Santamarina, una arquitecta 24 años menor que la hija de la conductora.

Gastaldi, Sol Santamarina y la hija de ambos, Francesca, hoy de seis años. Gentileza: Revista Pronto.

La noticia estalló cuando la joven atravesaba su cuarto mes de embarazo. “¿Quién es Sol? Es una charla entre mi marido y yo, pero estamos muy bien juntos. Acabamos de llegar de viaje. Estuvimos en París”, esquivó en su momento Marcela, frente a la presión de los medios.

El marido de Marcela Tinayre en el bautismo de su hija.

Aunque la hija de Daniel Tinayre intentó sobrellevar con altura el escándalo, las voces de los amigos de la joven mamá no tardaron en llegar a las portadas de revistas. “Sol y Marcos salen desde hace un año. Incluso se fueron de vacaciones juntos. Sé que Marcela y Marcos estaban separados cuando ellos se engancharon, fue un flash. Nunca ocultaron la relación: era algo serio, pero él decidió abrirse”, precisó por ese entonces un amigo del empresario a la revista Para Ti.

Marcela y Gastaldi superaron la crisis de pareja y siguen juntos.

Los meses pasaron y el nacimiento de Francesca en noviembre de 2010 volvió a plantear un desafío al matrimonio Tinayre-Gastaldi. Sin embargo, habría sido la propia Marcela quien le dijo a su marido que debía participar de la vida de su hija y el empresario cumplió: no sólo le dio su apellido, sino que estuvo en el nacimiento, el bautismo y se hace cargo de todos los gastos de la nena.

Nacho, el engañado

Mantuvieron una relación de casi tres años. “Es el hombre de mi vida”, decía Suárez.

Aunque su reciente romance con Carolina “Pampita” Ardohain no es bien visto por la diva de los almuerzos, Nacho Viale mantuvo siempre un marcado perfil bajo. Si bien enamoró a muchas famosas, el productor de Mirtha protagonizó un solo escándalo amoroso: su separación de Eugenia “la China” Suárez.

La “China” y Cabré se conocieron durante las grabaciones de “Los Únicos”.

Después de casi tres años de relación y de que la rubia hasta hablara de la posibilidad de ser madre junto a Nacho, la pareja anunció su separación en medio de fuertes rumores de infidelidad. Según consignó la revista Paparazzi en su momento, la ruptura entre el productor y la actriz llegó después de que la rubia sucumbiera ante los encantos de su por entonces compañero en Los Únicos, Nicolás Cabré.

“Estamos separados, está todo bien. No hablo de mi vida privada”, fueron las palabras de Viale frente a la separación. Pero como siempre, su abuela sería un poco más crítica. En diálogo con el diario MUY, la conductora advirtió: “¿Si la invitaría a Eugenia a mi mesa? No, de ninguna manera”.

El paso del tiempo aplacó la postura de la diva, y en mayo de 2015, tres años después de abandonar el clan Tinayre por la puerta trasera, la “China” volvió a sentarse en la mesa de la conductora. Y, como era de esperarse, Mirtha la recibió con munición pesada: “¿Hiciste sufrir a alguien por amor?”.

La actriz, incómoda, se hizo cargo de la chicana y respondió: “Posiblemente sí, pero nunca de manera adrede. Y cuando lo hice, pedí disculpas”.

Juana y su primer embarazo

Juanita y el hijo de Piero estuvieron cuatro meses de novios antes de que ella quedara embarazada.

El debut de Juanita como protagonista en las portadas de revistas tuvo lugar en julio de 2002, después de confirmar su primer embarazo. Con sólo 20 años y tras sólo cuatro meses de noviazgo con el músico Juan Sebastián De Benedicits, de por entonces 27, la hija de Marcela confirmó que estaba en la dulce espera.

Mirtha presentó el año pasado a Ambar en su programa de televisión, la hija mayor de Juanita.

“Este hijo es fruto de nuestra pasión”, anunció la por entonces futura joven mamá a la revista Gente. Marcela, por su parte, reconoció que la noticia la tomó por sorpresa: “Cuando mi hija me dijo que iba a tener un bebé, mi primera reacción fue un shock emocional. Le respondí: ¡Pero Juani, si vos sos mi bebé!”.

Juanita conoció a Valenzuela durante las grabaciones de la tira “El tiempo no para”.

Once meses después del nacimiento de Ambar, Juanita y el hijo de Piero anunciaron su separación. Tres años más tarde, la actriz conocería en la tira El tiempo no para a su próxima pareja: Gonzalo Valenzuela.

El escándalo con Lousteau

En abril de 2011, mientras atravesaba su sexto mes de embarazo, Juana volvió a ser noticia al mostrarse a los besos en Palermo. ¿El problema? El caballero que la acompañaba no era su pareja y padre de su bebé, Gonzalo Valenzuela.

La tapa de la revista Paparazzi que puso al descubriero el affaire Viale-Lousteau.

La tapa de Paparazzi que la mostraba en el auto del ex ministro de Economía Martín Lousteau sacudió a toda la familia Tinayre. Según consignó la publicación, la pareja llevaba “tres semanas” de relación y esperaban al nacimiento del bebé para anunciar su noviazgo.

Ella estaba mal por cómo venía la relación con Manguera, por eso pasó a buscarlo a Lousteau por su casa. Quería verlo un rato. Fue una reacción de adolescente. No midió que podían sacarle fotos, aunque sabe que las guardias periodísticas durante su embarazo son comunes”, precisó un amigo de la actriz.

Después de abandonar la casa familiar por el escándalo, Valenzuela regresó a los brazos de Juana. La pareja se reencontró en la tragedia. Un mes después de la pelea, la actriz perdió al bebé que esperaba.

Fue tremendo lo que pasó, más en un embarazo tan avanzado. Uno siempre tiene las dudas de lo que pudo haber pasado, pero no se sabe. Te sacan una parte tuya. Es un dolor comprendido por muchas mujeres. Pero con amor, el dolor se supera. Tengo dos hijos maravillosos a los que amo”, reconoció en su momento Juanita en el ciclo de Susana Giménez.
 
 

La crisis con Valenzuela, según su relato, había quedado atrás. “Es un hombre de fierro. Siempre al lado y al pie del cañón. Fue duro, pero creo que con amor se puede comprender todo. Yo también le perdonaría (una infidelidad). Se necesita mucho diálogo y hablamos mucho. Uno no tiene que justificarse, por ahí la experiencia que tuvimos nos unió mucho. Nos vimos las peores miserias, vivimos los peores dolores y tuvimos las máximas alegrías”, justificó.