Menu Big Bang! News
Show gran hermano

Mariano y Francisco evitaron las trompadas y hay seis nominados

En una noche caliente, Nicolás, Romina y Belén quedaron nominados por los votos de sus compañeros. Gran Hermano envió directamente a placa a Mariano, Marian y Francisco. La Casa, más polémica que nunca.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Luego de una semana de tensión y escándalos, Gran Hermano vivió una gala de nominación que tuvo de todo.

Nicolás, Romina y Belén quedaron “en placa” por decisión de sus compañeros. Por los reiterados escándalos en la semana, Mariano, Marian y Francisco fueron sancionados por la producción: también resultaron nominados. 

Francisco está preocupado. Podría abandonar la casa la próxima semana.

Gran Hermano necesitaba poner un freno y tranquilizar a los participantes del juego, que venían de protagonizar una semana repleta de peleas y actos de mal gusto. Es por ello que a través de un comunicado anunció que Mariano, Francisco y Marian irían directamente a placa.  

La sanción de Gran Hermano busca tranquilizar a una casa en llamas.

Marian quedó en placa por una broma de mal gusto que tenía como destinatario a Romina. Inclusive el programa decidió no emitir las imágenes de un “chiste” que excedió todos los límites.

Por su parte, Mariano y Francisco estuvieron a punto de la violencia física en la semana, por lo que el programa decidió poner paños fríos a una casa que arde. 

Rial volvió a entrar

En este contexto, Jorge Rial ingresó a la casa para poner algo de orden luego de una semana plagada de enfrentamientos. Ante esta situación, no aguantó más y expresó: “Me rompe las pelotas que amenacen todo el tiempo; ahora me voy para allá”.

Mariano se entera de la sanción. En la semana protagonizó enfrentamientos con Francisco.

Una vez dentro de la casa, el conductor invitó a Mariano y Francisco a pelear en el patio. Los hermanitos habían tenido una semana con enfrentamientos y el Jorge creyó que una pelea de “hombres” podría poner fin a las discusiones.

Sin embargo, ninguno de los dos aceptó y resolvieron sus problemas ante el improvisado mediador.