Menu Big Bang! News
Mariano y sus exóticos pedidos a la producción de Gran Hermano

Show La casa arde

Mariano y sus exóticos pedidos a la producción de Gran Hermano

Otro reclamo por parte del cordobés hacia la producción y van… Esta vez Mariano se quejó porque no puede “desarrollar” su personaje en las galas y hasta amenazó con irse de la casa. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Mariano Berón se caracteriza por ser como un “niño malcriado” o como un "nieto primerizo". Siempre quiere llamar la atención y que nadie le quite el protagonismo. Necesita sentir que es el centro de atención de la casa y con el paso de los días necesita más espacio en las galas. 

Mariano en medio de la gala se hizo pasar por “chaman” y bromeó con Marian Farjat.

En las últimas oportunidades dice que “no sobresalió entre el grupo” y en el confesionario le reclamó a la producción “que no hubo predisposición para desarrollar su personaje de chamán”.  

“No puede ser, tengo un personaje, le dedico tiempo y nervios y no me dan lugar”, se quejó en relación a que intentó personificar a un chamán que “venía a limpiar la casa”. 

“Noté que no hubo predisposición para que haga el personaje, fue notorio. Hay una mala predisposición, no pueden estar hablando de Flor y de temas banales y no estar hablando conmigo cuando tengo un personaje, le dedico tiempo, nervios y lo que contempla salir a una gala y salir a escena con eso”, reclamó frustrado como casi a punto de gritar “soy actor, quiero actuar”.

“No puede ser, tengo un personaje, le dedico tiempo y nervios y no me dan lugar”, se quejó. 

Pero no es la primera vez que reclama algo a la producción. Desde el comienzo del juego desea imponerse. En la primera semana quiso que el gimnasio esté abierto las 24 horas pese a que en la casa había horarios determinados para entrenar. Como no soportó la abstinencia por hacer ejercicio, se robó unas pesas para seguir modelando sus músculos. Por ese motivo fue sancionado: se cerró el gimnasio por una semana y no mejoraron las cosas. Llegó a golpear las paredes y romper elementos de la casa.


.
Es claro que a medida que los días pasan, los hermanitos se sienten cada vez más encerrados y apartados de la vida real. Todos comienzan a desesperarse y a tener actitudes inadaptadas por situaciones triviales.

En este sentido, Mariano tiene un temperamento más elevado en relación a sus compañeros y en varias oportunidades sumó a sus quejas distintas amenazas; desde revelar información que “sólo él sabe” hasta abandonar la casa, o incluso “trompear al primero que se le cruce”.  Asimismo, en otra oportunidad, le exigió a la producción que “echen a Francisco” por sus actitudes agresivas para con él. 

Uno de los reclamos de Mariano deriva de su enojo por recibir una sanción que le resta parte del premio, en caso de resultar ganador. Por haber entrado al cuarto rojo cuando estaba el padre de Matías si llega a ganar el premio mayor, se le descontaran 20 mil pesos.  “Ya no me importa, voy a decir y hacer lo que sea, total acá te descuentan plata por cualquier cosa”, dijo indignado el cordobés. Otra queja más...