Menu Big Bang! News
Show Revés judicial

Maxi pegó de contra: Wanda le tiene que pagar $2.287.500

La Justicia dio lugar a tres reclamos presentados por los abogados de López en los que se confirma que la rubia violó en tres oportunidades la medida cautelar que le impedía hablar de su ex marido. BigBang cuenta en exclusiva todos los detalles de la resolución.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Pegó de contra. Dos años y medio después de solicitarle a la Justicia un bozal legal contra su ex mujer, Maxi López finalmente obtuvo lo que quería: Wanda Nara deberá pagarle $2.287.500 por haber infringido en tres oportunidades la medida cautelar que le impedía hablar de su matrimonio con el delantero del Torino y publicar imágenes de sus hijos en los medios.

Estuvieron cinco años casados y tuvieron tres hijos: Valentino (7), Constantino (5) y Benedicto (4).

El fallo del Tribunal de Familia N°2 de San Isidro llegó el 22 de febrero, 823 días después de que los abogados de López, Manuel y Andrés Beccar Varela, presentaran el pedido cautelar en el juzgado del juez Carlos Ruiz. Desde entonces, los letrados del futbolista recopilaron al menos 300 infracciones de la rubia, su abogada, Ana Rosenfeld, y su marido, Mauro Icardi. Y es que, para dolor de cabeza de la botinera, la medida apuntaba también a cualquier persona que hablara en nombre de ella.

Dos de las tres multas que deberá pagar Wanda se deben a declaraciones televisivas de Rosenfeld, su abogada.

Pese al arduo trabajo de recopilación, los representantes legales de López presentaron sólo tres pedidos concretos. ¿El motivo? Comprobar que los cientos de tweets publicados por Nara y su entorno fueron realmente escritos por ellos implicaría la intervención de peritos tecnológicos y demoraría la ejecución de la multa.

Wanda blanqueó su relación con Icardi en diciembre de 2013, un mes después de anunciar su separación de López.

Por este motivo, los abogados fueron al hueso: presentaron tres entrevistas televisivas (una de Nara y dos de Rosenfeld) en las que la violación de la medida cautelar era casi irrefutable. ¿Cuál era el impedimento? Brindar detalles de la separación, hablar de la intimidad de los cinco años de matrimonio y difundir imágenes de los menores: Valentino (7), Constantino (5) y Benedicto (4).

Según la documentación a la que tuvo acceso BigBang, el juez acreditó la totalidad de los reclamos, obligando a la ex vedette a pagar tres infracciones, cuya multa individual fue fijada en noviembre de 2013 en USD50.000. El fallo tomó la cotización del dólar del Banco Provincia de Buenos Aires del día de su firma ($15.25), por lo que el total a pagar por la mujer de Icardi asciende a $2.287.500.

La primera, fechada el 26 de junio de 2014, tuvo como protagonista a la botinera en el ciclo El diario de Mariana. Ese día, según consta en el fallo, la botinera mantuvo una conversación telefónica en la que habló de sus diferencias con López. La nota tuvo lugar doce días después del fastuoso festejo por su matrimonio con el delantero del Inter, que tuvo lugar en el Palacio San Souci.

El segundo incumplimiento acreditado tuvo lugar tres días después, cuando Rosenfeld se presentó en el ciclo Tiene la palabra de El Trece. Entrevistada por el periodista Luis Otero, la abogada también brindó detalles íntimos del matrimonio de cinco años de López y Nara. Lo mismo sucedió el tres de octubre de ese mismo año. Una vez más, la abogada volvió a infringir la medida cautelar como interpósita persona en el ciclo El diario de Mariana.

Historia de la cautelar

Cansado del alto nivel de exposición de su exmujer, Maxi le solicitó a sus abogados una suerte de bozal legal para resguardar a sus tres hijos. El mismo fue otorgado el 21 de noviembre de 2013 por el juez Carlos A. Ruiz y se fijó en ese momento un monto de USD50 mil por cada transgresión.

El pedido llegó sólo 13 días después de que Nara regresara al país y anunciara su por entonces separación “amistosa” de López. La sorpresiva visita de Icardi a la Argentina, sólo 48 horas después de la llegada de Wanda, no hizo más que potenciar la escalada de atención mediática sobre la pareja.

Rosenfeld apeló la medida los primeros días de diciembre, pero la sala I de la Cámara de Apelaciones de San Isidro resolvió el 18 de julio de 2014 la vigencia de la misma, incluso durante el período que llevó el análisis del pedido realizado por la defensa de Wanda.