Menu Big Bang! News
Show Inesperada crisis

Millones e infidelidad: el polémico divorcio de Brad y Angelina

La pareja habría comenzado los papeles para anular su matrimonio, que tuvo lugar hace sólo 15 meses en el sur de Francia. Infidelidades a la orden del día. El trágico final para una de las parejas “emblema” de Hollywood.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

¿Se terminó el amor? Pese a que pasaron por el altar hace sólo 15 meses, Angelina Jolie y Brad Pitt habrían comenzado hace dos semanas su juicio de divorcio. La pareja, que lleva diez años de relación, tendrá que dividir su fortuna de 480 millones de dólares y establecer la custodia de sus seis hijos.

The National Enquirer asegura que la pareja se disputa la custodia de sus seis hijos.

Según consigna la portada de The National Enquirer, la crisis se produjo después de que la actriz se mostrara muy cariñosa en Camboya con un colega del set de su nueva película para Netflix, Cambodia. Al parecer, esta habría sido la gota que rebalsó el vaso para el galán, quien habría iniciado una fuerte pelea en la terraza de un conocido hotel.

La pareja se casó hace sólo 15 meses en una ceremonia que tuvo lugar en Francia.

Aunque todavía no confirmaron su separación, fuentes cercanas a la pareja aseguran que la batalla que se viene ahora será la división de bienes. Y es que, entre ambos, Jolie y Pitt amasan una fortuna que alcanza los 480 millones de dólares y que suma, además, cinco mansiones alrededor del mundo.

La pareja se conoció en 2005, durante las grabaciones del filme Sr. Y Sra. Smith. Por ese entonces, el rubio mantenía una relación con Jennifer Aniston. Todavía casado en los papeles con la ex Friends, Pitt le dio rienda suelta a su affaire con Jolie y hasta adoptó a Maddox, el hijo que la morocha había adoptado como madre soltera.

Se disputan la tenencia de Zahara, Pax, Maddox, Shiloh, Knox y Vivienne.
En sus diez años juntos, los actores adoptaron a Zahara y Pax Thien. Además, fueron padres biológicos de Shiloh Nouvel, de nueve años, y de los mellizos, Knox León y Vivienne Marcheline, de siete.