Menu Big Bang! News
Show Confusión

"No soy yo": la periodista "gallina" jura que no protagonizó el video porno filtrado

Mei Ayliffe, quien trabaja cubriendo noticias cotidianas de River, fue falsamente relacionada con una filmación hot y ahora busca rectificar el malentendido. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

¿Malentendido o intencionalidad? Más allá del origen de la cuestión, lo cierto es que la vida de la joven periodista deportiva Mei Ayliffe se complicó de la mano de un video erótico que le atribuyeron de manera equivocada

mei_ayliffe
Mei trabaja cubriendo entrenamientos y partidos de River.

La filmación comenzó a circular vía WhatsApp y muestra a una rubia en poses sexuales. Sin embargo, un mero vistazo basta para determinar que no es Ayliffe: el rostro es distinto y la protagonista del video no tiene los tatuajes que ostenta la periodista.

"No tengo ni idea cómo empezó el tema, pero amigos míos comenzaron a mandarme mensajes avisándome que conocidos suyos les estaban mandando este video que circula preguntándoles si era yo", le cuenta Mei a BigBang. "Toda la gente que me conoce sabe que no soy yo".

Repercusión mediática

El problema pasó a mayores cuando varios medios aumentaron la confusión reproduciendo el video y tomando información de una antigua denuncia por violación de la privacidad que Ayliffe había realizado tiempo atrás.

"Arman nota hablando sobre mí con información vieja de algo que me sucedió hace un año atrás, tema por el cual estuve en juicio hasta hace unos días porque encontraron a la persona responsable de haber violado mi privacidad, y además adjuntan fotos de otra chica que no sé quién es", se lamenta la joven. 

 

Nos vimos ���� �� ☀️ ��

Una publicación compartida de Mei Ayliffe (@aylimei) el

Y lo cierto es que el malentendido se convirtió en un problema cotidiano para Mei. "A cada rato me mandan mis contactos capturas de algunos medios que están publicando eso y ya me está molestando", explica.

 

Volvimos ✌��(ph @matucvazquez )

Una publicación compartida de Mei Ayliffe (@aylimei) el

"Al principio la verdad que me reía porque no pensé que alguien podía llegar a creer que era yo realmente. No sé, quizás piensan que las rubias somos todas iguales", agrega antes de rematar: "Tendrían que ir al oculista".