Menu Big Bang! News
Show Para el infarto

Para informarse: las diez periodistas más hot de la televisión

Rubias, morochas, serias y divertidas. La televisión argentina está plagada de hermosas periodistas que día a día mantienen informada a su audiencia. BigBang hizo justicia y elaboró un conteo con las más diosas de todas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Lindas, carismáticas, profesionales. En los últimos años, la televisión abrió sus puertas a una nueva camada de periodistas que supieron ganarse un lugar en el medio, sin perder su belleza. BigBang elaboró el top 10 de las más lindas de la tele.

Martina Soto Pose, de CQC al noticiero

La rubia de 29 años llegó a los medios luego de ganar el certamen que el ciclo Caiga Quien Caiga organizó para encontrar a sus nuevos movileros irreverentes. Fue la primera y única mujer del equipo en la Argentina y hoy se luce como conductora del noticiero de Telefe, Diario de Medianoche.

La rubia saltó a la fama luego de convertirse en la primera movilera de CQC.

Estoy feliz, cuasi emocionada, suena cliché pero es un sueño cumplido. Me imaginaba haciéndole la dupla a Germán y todavía no me la creo del todo”, reveló el año pasado, cuando Germán Paoloski todavía participaba del programa.

 

La voluptuosa rubia estudió periodismo en TEA y, tras un breve paso por el ciclo Un mundo perfecto de Roberto Petinatto, se puso el traje y los lentes de “chica mala”.

Estudió periodismo en TEA, tiene 29 años y conduce el noticiero nocturno de Telefe.

Desde que estudiaba yo me veía en un noticiero, pero se fueron dando otras cosas. En CQC era todo más improvisado, pero tenía la tranquilidad de que me podía ir al pasto, porque total después se editaba. Acá (por Diario…) es un poco más estructurado, en vivo, otro tiempo, otra dinámica”, detalló.

Le pidieron que se sacara los aritos, pero ella logró mantener su imagen rockera.

Aunque cumplió su sueño, la rubia no abandonó su look irreverente a la hora de ingresar al noticiero. “Tengo dos piercings, uno en la nariz y otro en el labio. Y Barili (Rodolfo, productor ejecutivo del noticiero) me dijo que le hacía un poco de ruido. Yo les pedí que me den un tiempo, por suerte no se ven ni en HD”, reconoció.

Hoy se la puede ver presentando noticias y, cada tanto, bailando a la medianoche con música de todo tipo junto al presentador de noticias deportivas y a su Ipad. 

Alina Moine, la reina del deporte

La rosarina de 36 años logró hacerse de un incuestionado lugar en el mundo del periodismo deportivo. Además de locutora, Moine trabaja en la emisora Fox Sports y conduce Fútbol Permitido, por la TV Pública.

Alina Moine en la playa. Es fanática de los deportes y practica a diario.

“No soy muy consciente del lugar en el que estoy. Disfruto tanto de lo que hago y mis compañeros me respetan tanto, que me es mucho más fácil ser mujer en este medio. Me encanta trabajar mucho con hombres, de hecho lo prefiero antes que tener que trabajar con mujeres porque son más problemáticas”, analizó.

 

Estudió locución en el ISET (Instituto Superior de Educación Técnica) de Rosario e inició su carrera en el año 2000, cuando ingresó a Canal 5 de su ciudad natal. Cuatro años más tarde, la rubia desembarcó en la emisora de cable Fox Sports y, desde entonces, mantiene su lugar en el ambiente.

Practicando en el gym. Se la puede ver casi a diario en un gimnasio de Las Cañitas.

“Siempre estuve muy inmersa en el mundo del fútbol, porque vengo de una familia de futbolistas. Mi bisabuelo jugaba en la primera de Newell’s. Todos son muy futboleros, mi abuela miraba los partidos, íbamos a la cancha. Me crié en ese ambiente, hice vida de club toda mi vida”, recordó.

Con un vestido corto, Alina es una de las elegidas por la platea masculina.

Dueña de una figura escultural, Alina realizó varias producciones de fotos en ropa interior por ser la imagen de una importante firma de lencería femenina. Sus curvas hicieron que Edgardo “Patón” Bauza, director técnico de Rosario Central entre 1998 y 2001, le pidiera que se retirara de los entrenamientos porque distraía a sus jugadores.

La belleza de Alina.

 

Agustina Kämpfer, contestataria y sensual

La colorada de 34 años se define como “petardista” y “contestataria”. Hizo de su fuerte carácter una marca registrada y mostró que puede sorprender tanto desde la pista de Bailando por un sueño como en el panel de Intratables, donde opina y pregunta sobre política nacional.

Nací en el seno de una familia normal de clase media. Soy la del medio de tres hermanas mujeres. Nací en Belgrano y viví ahí casi toda mi vida. Estudié en el Lenguas Vivas, que es una escuela pública, y estudié periodismo en TEA”, detalló. 

Cuando estudiaba en TEA ya se la podía ver desenvuelta ante las cámaras. De hecho, el último trabajo del taller de televisión le tocó conducir el noticiero que se realizaba a modo de cierre, cuando apenas tenía 22 años.

 

Ahora sí, ON AIR! Qué noche noche Teté! #Intratables #elecciones2015 @melocotonstyle @sofitorresan

Una foto publicada por Agustina Kämpfer (@agustinakampfer) el

A sus incisivas preguntas políticas, Agustina reconoce que es “apasionada” y suma una cuota de sensualidad que la separa del resto de sus colegas. “Soy una mujer joven y me parece que tal vez, en mayor o menor medida, la sexualidad es uno de los pilares que tienen que estar funcionando bien en cualquier pareja para que todo esté bueno. Me parece que cuando eso empieza a fallar significa que, tal vez, otras cosas fallan”, afirmó.

Fanática de la vida sana y de la meditación, la colorada evita los exabruptos en el panel del programa de América.Tengo un camino hecho de meditación desde hace muchos años. Más allá de un instinto personal, hay veces en las que uno va por donde va sin pensarlo, pero hay una guía que no se puede tocar, ni describir. Necesitaba ser la mejor versión de mí misma. Por eso, durante todos estos años busqué a través de la meditación las herramientas para arrepentirme menos”, opinó.

La pareja comenzó su relación en septiembre y cada vez se muestra más cariñosa.

Después de un tiempo de soltería, la periodista sorprendió en septiembre al blanquear su relación con Jorge Rial. “Me sorprendió su sensibilidad. Tiene una parte vulnerable, en el sentido sano de la palabra. Te das cuenta de que te gusta otra persona cuando necesitás mucho contacto físico con el otro, más allá de lo sexual. También cuando te gusta el olor de la piel o cuando dice una taradez y te parece lo más”, reconoció.

Mariela Fernández, del oeste a C5N

La rubia conduce todas las mañanas el noticiero Bien temprano y lleva más de 20 años en el ambiente. Trabajó en Radio Amadeus, Mega y Pop. Es fanática de San Lorenzo y ganó dos Martín Fierro: uno en 2011 y otro en 2012.

Mariela brinda su belleza todas las madrugadas en el primer noticiero de C5N.

“Desde chica me tiraba la radio. Tenía un grabador que me había regalado mi abuela y hacía cassettes para mis amigas, las torturaba”, reconoció, y señaló: “Mis primeros pasos los di en medios locales buscando mis propios auspiciantes. Al principio trabajaba gratis. Después entré a Amadeus, que era de Daniel Hadad, y ahí surgió la posibilidad de hacer un casting para C5N”.

Mariela y su deslumbrante cuerpo, todos los días en el canal de cable C5N.

Oriunda de Haedo, la rubia disfruta de la fama, aunque no olvida jamás sus orígenes. “Siempre fui muy de barrio: amiga del carnicero y del verdulero. Los comerciantes me acompañaron durante mis primeros años de trabajo, así que para ellos soy la chica de barrio que ahora trabaja en tele”, destacó.

 

 

“Es la primera vez que hablo de esto, pero una vez estaba en un telo y me agarró un ACV. La gente del medio lo sabe. Estuve un mes fuera del aire con una recuperación óptima, sin rehabilitación de ningún tipo. Fue un milagro”, reconoció el año pasado para sorpresa de muchos.

Cora de Barbieri, de Paparazzi a la tele

La rubia de 34 años se abrió camino de a poco. Comenzó como redactora en la revista Paparazzi y luego, gracias al ojo de Rial, desembarcó en la televisión como una tímida panelista de Intrusos.

El tiempo pasó, llegó a la radio con Ciudad Goti K y permanece en la tele como una de las figuras más importantes de la nueva versión de Infama.

 

Trabajaba en la redacción de Paparazzi, detrás de una computadora y no sabía de qué se trataba todo esto (en alusión al mundo televisivo). Para mí fue una gran oportunidad, entrar a primera, con un susto enorme. Pude aprender en el mejor lugar”, fueron las emotivas palabras que vertió en su despedida del ciclo de América.

 

Diosa. Corita se muestra súper sexy, pero intenta no mostrar mucho su cuerpo.

Aunque es sexy, Corita no se vende como una bomba sexual. “Las únicas fotos que hice son para Paparazzi. No hay videos ocultos, no los van a encontrar. Me costaron muchísimo. De hecho, cuando las hice quería que las hiciera con menos ropa todavía. A mí me mostraron una tanga y salí corriendo. Yo soy periodista antes que nada, así que no daba. Pero me sentí cómoda y no me parecieron tan fuertes cuando las hice, pero después cuando vi la revista me quería morir”.

Agustina Casanova, modelo y conductora hot

Tiene 29 años y su currículum la presenta como modelo, conductora y periodista. La presentadora de Telefe noticias estudió en TEA y en la Universidad del Salvador. Debutó en la pantalla chica en la señal de cable Magazine, luego pasó por Canal CM y en 2009 debutó como corresponsal local del canal estadounidense E!

 

 

Good night ✌️�� @veromacchi_handbags #ss16 styling @fonrougelab ph @chrisbeliera ��

Una foto publicada por Agustina Casanova (@agucasanova) el

Me presenté de caradura a una búsqueda en el canal Magazine y quedé. Era un programa de espectáculos y así se fue dando, un poco por casualidad. Las cosas están escritas y cuando tienen que suceder, suceden. Es el destino y otro poco, hay que ayudarlo. Estoy entusiasmada con mi profesión, quiero mejorar y crecer. Estoy en un gran momento de mi vida”, reconoció en 2013.

 

 

#tbt estaría necesitando esto ��☀️����#missingbeach

Una foto publicada por Agustina Casanova (@agucasanova) el

Ese mismo año, la morocha se casó con el empresario Lautaro Mauro, después de siete años de noviazgo y tres de convivencia. La fiesta fue en el exclusivo salón Tattersall de Palermo y asistieron, entre otros, Daniel Scioli y Marcelo Tinelli. “Nos pareció un paso muy lindo para dar. No soy ni Susanita, ni hippie. Soy muy relajada con el tema del casamiento, pero estuvo buenísimo hacerlo porque si llegamos a este momento, tenía que ser así. Lautaro es el amor de mi vida”. 

Su marido Lautaro forma parte del círculo íntimo de Scioli y es uno de los hombres de máxima confianza del candidato del Frente para la Victoria.

 

 

#back ���� #telefenoticias a las 13 #news

Una foto publicada por Agustina Casanova (@agucasanova) el

Aunque advirtió que todavía no sueña con ser mamá, la escultural morocha no descarta agrandar la familia a futuro. Eso sí: no descuidará su carrera. “No dejaría de trabajar para criar a mis hijos. El periodismo me apasiona y no me imagino dedicándome sólo a ser madre. Obviamente uno piensa: ‘¿Cómo me voy a organizar con un bebé?’. Pero las cosas siempre se acomodan. Después de todo, cuento con mis suegros y mis padres, que siempre están dispuestos a ayudarnos. Y sobre Lauta, ¿qué decir? Él va a apoyarme tanto que cualquier cambio por la llegada de un hijo será siempre para bien”.

 

 

Para @veromacchi_handbags #campañaSS16 �� ������������ ph @chrisbeliera

Una foto publicada por Agustina Casanova (@agucasanova) el

Soledad Larghi, de productora a conductora

La rubia de 35 años que acompaña todas las mañanas a Antonio Laje por la pantalla de América comenzó su carrera en 2002 detrás de cámara como productora del ciclo Cámara en mano de Endemol. Recién recibida de la licenciatura en periodismo de la Universidad de La Matanza, continuó su currículum como productora periodística radial en La Red para Luis Majul, Mónica Gutierrez y Facundo Pastor.

La belleza de Soledad, todos lod ías por América TV. Comenzó como productora.

Desde muy chiquita molestaba en casa con un grabador que me había regalado mi mamá y entrevistaba a mi familia. Después en el colegio estuve en el diario y en el centro de estudiantes. Así que lo lógico fue estudiar periodismo ni bien terminé el secundario”, destacó.

Con un vestido, Soledad muestra su belleza ante las cámaras de TV a diario.

“A penas empecé en la universidad me surgió la posibilidad de entrar como asistente de producción a radio Splendid. De ahí pasé a La Red, empecé a trabajar en Endemol y después me llamaron del noticiero de América, empecé como productora y a los meses me empezaron a dar informes. De ahí a conducir. Hice muchos móviles en mi vida”, recordó con humor.

Sus hermosas piernas y su rol destacado como periodista la ayudaron a crecer.

Aunque reconoce que se siente más cómoda delante de cámara, la rubia advirtió: “Fue todo un ciclo. Llegué a la instancia de hacer cámara después de ser muchos años productora y está bueno, porque valorás el trabajo del otro. Sé lo que cuesta conseguir un entrevistado. La escuela es la producción y te prepara mucho”.

Fresca. Sin maquillaje, la belleza de Soledad se puede ver en la televisión.

Oriunda de zona oeste, la conductora no olvida sus pagos. “Tengo a mi familia y a mis amigas ahí, así que vuelvo muy seguido. Me pasó de salir hace poco por el centro de Castellar y sorprenderme por los cambios de la zona. Muchos edificios nuevos. Me sorprende”.

Marcela Tauro, la reina del periodismo de espectáculos

Voluptuosa, talentosa y con personalidad. La Tauro es dueña indiscutida de uno de los principales sillones del panel de Intrusos, pero comenzó su carrera en 1999 en el ciclo Telepasillo. Desde entonces, la periodista supo armarse de un lugar propio en el medio y hoy conduce, además, su ciclo radial Quién es quien junto a Marcelo Polino.

 

Mamá de Juan Cruz, de ocho años, Marcela publicó el año pasado su primer libro, La espiritualidad y los famosos, luego de la delicada situación de salud que atravesó cuando nació su hijo. “Me diagnosticaron síndrome de Hellp. El nene nació antes, por cesárea. El día anterior al parto sentí la mano de mi papá, Luis, que había fallecido en 1995. Luego lo volví a ver en terapia intensiva. Sé que mi padre me protegió y me dio luz, porque estuve al borde de la muerte. Con el tiempo entendí que vino a cuidarme, a decirme que estaba todo bien”, recordó.

La Tauro luce orgullosa su figura y se anima a posar sin problemas.

La dura experiencia la llevó a sentir la necesidad de escribir un libro. “El nacimiento de mi hijo fue el punto de partida tanto para el texto como para un cambio en mí. Soy muy curiosa y averiguo todo lo que sea sobre el espíritu, los sanadores. Después agregué la espiritualidad de los famosos: cuento cosas sobre Fantino, Feinmann, Fátima Florez, Evelyn y Doman”, detalló.

La belleza de Marcela Tauro, en una producción hot para Paparazzi.

Además de destacarse como autora, la periodista sorprendió en (x) al sumarse a las huestes de Marcelo Tinelli. “Me daba mucho miedo pero, con el tiempo, entendí que hay que tomarlo como diversión y no hacer tanto papelón. Soy grande, no hago mucha gimnasia, pero estoy con una coach dos veces por semana”, advirtió antes de su debut en la pista.

“Soy dura, no esperen de mí una Eleonora Cassano. Pero el mensaje es ese: que una no es descartable a cierta edad de la vida. Al que más le tengo miedo en el jurado es a Polino, porque me conoce bastante. Para él no es fácil que vaya porque van a controlar qué me pone y qué no me pone”, sumó.

Daniela Ballester, de Gran Hermano a C5N

La morocha 38 años primero fue azafata de Aerolíneas Argentinas, después sorprendió como participante de Gran Hermano y, luego de varios años de ausencia mediática, regresó a la televisión como presentadora de noticias. Hoy, la marplatense conduce Mañanas argentinas por la señal de cable C5N.

No reniega de su paso por Gran Hermano pero dice que es una etapa cerrada.

No reniego de mi paso por el reality, la pasé muy bien. Era bastante chica y lo disfruté, porque era una etapa muy linda en mi vida. Fueron como unas vacaciones largas con chicos que estaban en la misma: sin demasiadas preocupaciones, pero lo que me sirvió fue estudiar”, advirtió.

 

Luego de su paso por la casa televisiva, la morocha se recibió de locutora nacional en el ISEC y cursó una maestría en periodismo de investigación en la Universidad del Salvador. Además, habla inglés y francés.

Lleva seis años de relación con un piloto de Aerolíneas Argentinas.

Aunque es la fantasía de más de un televidente, Ballester lleva años casada con un piloto. “Fui azafata durante cinco años, pero me di cuenta de que no era lo mío. Mi marido es piloto y lo conocí en Aerolíneas, pero cuando trabajábamos éramos amigos. Hace seis años me escribió por Facebook y me dijo que me quería ver. Nos vimos en Nueva York y no nos separamos más”.

Entre sus conquistas, fue pareja de un reconocido periodista, hoy ultra kirchnerista, que conduce un programa radial a media mañana y luego por la noche un magazine de humor y periodismo. También anduvo con un reconocido humorista que hoy goza de una feliz pareja y hasta un niño en camino.

Paula Trapani, de conductora a reina del carnaval

Fue durante muchos años la cara del noticiero del mediodía de Telefe y, pese a que lleva otros tantos alejada de las cámaras, Paula Trapani es una de las periodistas más deseadas del país. Dueña de una figura escultural, la rubia de 44 años no dudó a la hora de mostrar un poquito más de lo que las por entonces presentadoras de noticias acostumbraban.

 

Antes que periodista soy mujer. En la Argentina hay un prejuicio establecido: las periodistas tienen que estar disfrazadas de tailleur y deben permanecer serias todo el tiempo. Si no, no sos creíble. Yo pienso que una persona es creíble cuánto más auténtica es. Siempre tuve esa filosofía. Puedo ser una excelente profesional y además, ser sexy”, sentenció.

Junto a su hijo, Paula Trapani desborda sensualidad.

Mamá de Joaquín y Milena, la rubia recuperó rápido su silueta y logró equilibrar la maternidad con su agenda profesional. “Tengo claro que soy una mamá con mucha energía, joven de espíritu, con ganas de hacer muchas cosas. No estoy pendiente de mi imagen, jamás viví a dietas y soy de buen comer porque siempre hice actividad física y con los embarazos tengo buena genética”, reconoció.

Paula en el Bailando: deslumbró con su belleza.