Menu Big Bang! News
Show Enemigos "mortales"

¿Qué pasó entre Tinelli y Ortega, que estuvieron espalda con espalda toda la noche?

Ambos dejaron en claro que el distanciamiento entre sigue y parece no tener fin. ¿Se miraron por lo menos? Mirá.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El Martín Fierro suele ser una buena oportunidad para que los artistas se encuentren con colegas que no ven hace mucho tiempo, aunque también puede generar momentos incómodos para aquellos que no desean cruzarse con ciertas personas.

Algo así ocurrió con Marcelo Tinelli y Sebastián Ortega, quienes supieron ser grandes amigos y terminaron enfrentados por el amor de una mujer.

Tinelli, estuvo entre Guillermina y su hija Juanita.

Tinelli fue una de las figuras más importantes de la noche, y estuvio en el Hilton de Puerto Madero escoltado por su hija menor, Juanita, y luego por su su mujer, Guillermina Valdés, quien celebró cada uno de los triunfos de su pareja, con apasionados besos.
 
Guillermina Valdés acompañó a su marido en la premiación.

Hasta la llegada de la rubia, Tinelli charló animadamente con los miembros de su mesa, entre ellos Moría Casán, y se mostró feliz de poder compartir el evento junto a su pequeña hija, a quien en varias oportunidades supo elogiar. 

Tinelli, distendido junto a su equipo de Showmatch.

Sin embargo,  la comodidad del conductor se terminó cuando Sebastián Ortega hizo su ingreso triunfal al salón de la mano de su novia, Carla Moure.

Ortega le dedicó el premio a su novia Carla Moure.

Espalda con espalda, Ortega y Tinelli estuvieron sentados a un metro de distancia, pero ninguno siquiera atinó a mirar hacia el otro sector. Fue Guillermina quien descomprimió la situación, cuando se acercó a la otra mesa y saludó al padre de sus tres hijos mayores.

Lo cierto, es que la relación entre ambos se rompió cuando el conductor de Showmatch confirmó en el 2012 que había empezado una relación con Valdés, la ex mujer de Ortega. Entre ellos no hubo ni un "hola".

Guillermina Valdés y Sebastián Ortega se separaron en 2011.

Según declaró el propio Ortega entonces, la "icardiada" de Marcelo le pareció una falta de códigos, ya que a él jamás se le hubiese ocurrido "invitar a salir a Paula Robles".

La realidad es que Tinelli y Ortega trabajaban juntos, y su cercanía iba mucho más allá de una relación laboral: ambos eran amigos. Aunque Marcelo negó en varias oportunidades el vínculo que los unía, el propio productor de Telefe aseguró que vivió el hecho como una traición.

Tinelli confesó que con Ortega "no eran amigos".

Durante los años que siguieron al conflicto, los dos hombres evitaron volver a hablarse, y hasta el día de hoy la rispidez entre ellos aún existe, tanto que se pudo notar anoche en el evento, donde ninguno decidió saludar al otro.

Lejos de mostrase avergonzado por la tensa situación, cuando Marcelo subió al escenario para recibir el premio como mejor labor masculina en conducción, le dedicó la estatuilla a su mujer y a sus 5 hijos.

Ortega siguió los mismos pasos, y al recibir el premio más importante de la noche, el Martín Fierro de oro por la serie El Marginal, soltó toda su ternura y le agradeció públicamente a su pareja.

Ortega recibió el Martín Fierro de oro por la serie el Marginal.

Finalmente, Tinelli se "escapó" del lugar antes de que Ortega subiera al escenario, y así no hubo oportunidad para que el conductor felicitara públicamente a su ex amigo, Sebastián. Aunque antes, cuando ShowMatch le ganó a  El Marginal como Mejor Producción, el conductor aseguró ante que micrófono que "es un muy buen programa".