Menu Big Bang! News
Show Showmatch

¿Quién es esa chica? Ailén Bechara, del anonimato a ser la imbatible del Bailando

Parecía que tenía pocas posibilidades, pero hoy es una de las mejores y logró meterse en la final del certamen. Un historial favorable ante figuras de peso.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Ailén Bechara logró lo que nadie se imaginó - ni siquiera ella - alcanzar la final del Bailando por un sueño. La ex azafata venció en la segunda semifinal a Cinthia Fernández con el 53,74% de los votos y avanzó a la instancia decisiva para enfrentar a Federico Bal.

Cinthia Fernández quedó eliminada con el 46,26% de los votos.

El camino de la rubia no fue para nada fácil. En el camino tuvo que vencer a figuras de peso para poder avanzar en el certamen conducido por Marcelo Tinelli

En la noche del jueves 26 de noviembre y en un duelo telefónico lleno de polémica, Ailén Bechara venció a Ergün Demir con el 52,28% de los votos y se aseguró el pasaje hacía una nueva instancia del certamen que conduce, logrando convertirse en una de las ocho finalistas del Bailando por un sueño.

No fue la primera vez que la ex azafata de Guido Kaczka logró superar el duelo telefónico contra un peso pesado de Showmatch.

En medio de una guerra de polleras, donde la despampanante rubia se encontraba en medio de una pelea contra su ex compañera en el programa  A todo o nada y novia de Fernando Burlando, Barby Franco, el destino o quizás el jurado quiso enfrentarlas en la instancia decisiva del certamen.

En un intento de “reconciliación”, Tinelli pidió un gesto de nobleza entre ambas antes de revelar los resultados: “Las dos me miran. ¿Están bien ustedes? ¿Están peleadas? Se podrían dar un beso antes de la definición”.

Bechara aceptó de inmediato, pero Franco se resistió y remató el incómodo momento con un gesto irónico. Con un contundente apoyo de la gente en aquel momento, la rubia venció a la morocha con el 67,42 por ciento de los llamados.

Bechara eliminó a Burlando y a Franco del certamen.

La modelo siguió firme en el certamen, a pesar de sus dificultades en el baile, le tocó enfrentar mano a mano a una de las grandes revelaciones y candidata a lograr el primer puesto, como lo fue Candela Ruggeri. La hija de Oscar Ruggeri no tuvo un buen desempeño en el tango y quedó sentenciada junto a la azafata.

Bechara demostró su popularidad y venció a Candela con el 56,53% de los votos.

Esta situación generó algunos roces por parte de la hija del ex jugador de la Selección argentina que se fue del certamen en medio de lágrimas: “Me fui en lo mejor del Bailando y lo más importante es que siempre me respetó el jurado, no me hicieron sentir mal y lloré porque fue muy lindo estar ahí, a otros no los respetan mucho por ahí".

La ex azafata venció a Candela Ruggeri.

Pero la hija del ex jugador del seleccionado argentino no fue su mayor victoria. Martín Campilongo y Barby Realy fueron, hasta ese entonces, la pareja a vencer y es que la popularidad del comediante parecía no tener rival. Sin embargo, la ex azafata rompió con todo pronostico y eliminó al humorista con el 56,45% de los votos.

Para hacerle honor a su mote de “imbatible del Bailando”, logró salir triunfal del enfrentamiento más difícil que tuvo que pasar. Con el 55,21% en el duelo telefónico, la modelo eliminó a Freddy Villarreal – un peso pesado la competición – junto a su bailarina Soledad Bayona.

Ailén Bechara de 25 años proviene de Darregueira, un pueblo bonaerense que limita con La Pampa. Decidió abandonar sus estudios en la carrera de Ciencias Políticas para comenzar a dar sus primeros pasos como modelo, haciendo promociones para empresas.

La infartante rubia superó el casting para participar como azafata en el programa A todo o nada. Gracias a su participación en el ciclo conducido por Guido Kaczka, a su escultural figura y a un supuesto affaire con Nicolás Cabré, fue llamada para participar del Bailando por un sueño y convertirse hasta hoy en la “imbatible” del certamen.