Menu Big Bang! News
Show Preocupación

Rocío Gancedo: ex GH, evangelista y ahora internada por una severa depresión

La mediática que bajó su perfil para militar junto Sergio Massa se internó por un cuadro agudo de depresión. Lo hizo de manera voluntaria y fue acompañada por su hermano.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Saltó a la fama en Gran Hermano 2011, el de Cristian U., el de los 15 kilos de lechuga de Martín Pepa, el de la casa más caliente que nunca. Como en todas las ediciones del reality, siempre está la chica linda y sexy dispuesta a todo con tal de ganar, y ese rol lo ocupó ese año Rocío Gancedo.

 

 

Fuera de la casa, la chica sexy de GH2011 probó con las tablas y se calzó las plumas para entrar de lleno al mundo de las vedettes. Y mal no le fue. “Pongo los tacos en el barro. Yo conozco de medios, te puedo explicar cómo se pone un conchero o cómo destruir a una vedette en vivo”, fueron sus palabras para describir ese competitivo mundo.

Rocío Gancedo, en la época pre religiosa y política, cuando aún le gustaba posar sin ropa
Rocío Gancedo, en la época pre religiosa y política, cuando aún le gustaba posar sin ropa

Sin embargo, ahora parece que no pasa su mejor momento: según allegados de su entorno, Rocío Gancedo se internó en la clínica Argos Psiquiatría Dinámica, de Capital Federal, por un severo cuadro depresivo.

La acompañó su hermano, Rodolfo, quién además se hizo fiador de la modelo. Los motivos de la depresión serían la muerte de su padre, en septiembre pasado. Su internación llevará varias semanas y en los próximos días se decidirá si podrá tener salidas transitorias.

“Esta es una batalla más que voy a ganar, porque no es quien sos es con quien vas #Fe #TwOff”, fue su último posteo en twitter, todo en mayúscula, algo atípico en ella.

El día que Rocío recibió la luz de Dios

Entró a Gran Hermano como la femme fatale y salió de la casa para comerse el mundo. Pero a los pocos años largó el conchero y tuvo su primera aproximación a lo místico y a lo religioso.

"Este camino lo empecé hace 2 años donde conocí a Dios en la iglesia Presencia de Dios, y hace casi un año estoy totalmente comprometida con todo ese hermoso mundo de paz y crecimiento en Jesús, en la que hoy es mi casa espiritual Cristo la Solución gracias a Bernardo Stamateas y Juan Crudo", había informado a mediados del año pasado, también desde su perfil en Twitter, donde desde hace varios meses se ven más que nada mensajes de contenido religioso, social y profético.

“No es religión, es verdad. No es soberbia, es Fe… la luz de Dios”, concluyó su pelorata litúrgica del año pasado.

Según contó en Infama hace unos días, otro momento clave en su vida religiosa fue cuando empezó a predicar la palabra de Dios en la Iglesia Ministerio Presencia de Dios, de Bernardo Stamateas. “Gracias a él fue donde empecé este camino de fe, donde conocí a Jesús, a Dios. Y la verdad es que me transformó. Miro videos de YouTube y digo: '¡No puedo ser la misma!'", contó.

Gancedo y la política: su desembarco en el massismo

Sin embargo, el primer gran cambio de la mediática sucedió en 2014, cuando anunció con bombos y platillos que abandonaba el mundo del modelaje ligero de ropa para seguir el camino de su verdadera vocación: la política.

Más de uno abrió los ojos como el dos de oro ante semejante noticia y no faltaron sus fanáticos decepcionados por quedarse sin las imágenes con su mejor perfil. Pero hubo alguien que no dejó pasar esa oportunidad: Sergio Massa.

Rocío Gancedo massista: el primer gran volantazo que dio en su vida
Rocío Gancedo massista: el primer gran volantazo que dio en su vida

Gancedo decidió comenzar en el mundo de la militancia de la mano del Frente Renovador, y el ex jefe de Gabinete K e intendente de Tigre se mostró más que contento.

“Me di cuenta que no quería ser más vedette y que mostrar el cuerpo no era lo mío, estuve deprimida, sólo hacía presencias en boliches y daba clases de apoyo de inglés. Así fue como empecé a interesarme por los problemas de mi barrio”, adelantó sobre su despertar social.

Gancedo hot, antes de descubrir la política y la religión
Gancedo hot, antes de descubrir la política y la religión

"La oposición me critica por haber mostrado una teta en su momento (Rocío Gancedo cuando se hizo massista)

La oposición hoy me critica por querer ayudar a los demás en vez de decir, ‘bueno, está aportando’. Me critican por haber mostrado una teta en su momento, una pavada pero bueno…”, se había defendido Rocío Gancedo cuando dio su gran paso a la política.

Desde ese momento, siempre dejó en manifiesto que lo suyo no pasaba por aspirar a un cargo político sino que quería hacer su aporte hacia lo social.

Rocío Gancedo, sensual y polémica
Rocío Gancedo, sensual y polémica

Pero con una contrariedad como sólo ella puede llevar, también habló en contra de las ayudas sociales: “Los subsidios fomentan vagos y las exigencias exageradas del gobierno a los empresarios hacen que estos últimos quiebren o inviertan afuera”, señaló.

De la decepción de Massa a la esperanza de Ottavis

Y cuando ya todos comenzaban a verla asociada al Frente Renovador y Sergio Massa, Rocío Gancedo tiró otra bomba cuando informó que abandonaba las filas del massismo para pasar a ser la asesora estrella del referente de La Cámpora y ex de Vicky Xipolitakis, José Ottavis.

Ottavis y Gancedo, amigos íntimos
Ottavis y Gancedo, amigos íntimos

“Estuve desde octubre mal por el tema laboral, golpeé un montón de puertas, no me recibían y di con Ottavis, tenía mucha gente que me hablaba bien de él, me reuní, me recibió, le planteé que necesitaba trabajar, él tiene su equipo técnico en la Privada, y empecé a trabajar con él que tiene un grupo fabuloso, no le llego a los talones”, contó hace pocos días, cuando informó la primicia.

Como buena asesora, Gancedo además se animó a hablar sobre las adicciones de Ottavis: “José abrió su corazón delante de la cámara, ese fue su gran error, no tendría que haber contado esa etapa de tu vida”.

Lo que no une el amor, lo une el peronismo
Lo que no une el amor, lo une el peronismo

Entre las funciones que Rocío cumple para Ottavis está la de organizar las recorridas del camporista por los barrios, organizarle la agenda, armarle reuniones cuando se lo solicitan y, además, contesta los mails que llegan a su casilla personal.