Menu Big Bang! News
Show Confesiones de una estrella

Sofia Vergara: "Comprar corpiños fue una pesadilla toda mi vida"

La actriz que protagoniza la serie Modern Family habla de los problemas que le generó el tamaño de sus senos. Y dice que lamenta no tener implantes porque se le caen.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Tengo unas tetas enormes. Comprar corpiños ha sido una pesadilla toda mi vida”, dice Sofía Vergara, la colombiana protagonista de la serie Modern Family y una de las actrices mejores pagadas de todo el mundo.

En un reportaje con la revista Vanity Fair, la actriz cuenta como lo que para ella era un problema lo convirtió en oro puro al encarnar el modelo de la latina exuberante que triunfa en Los Angeles.

Sofia comenzó su carrera como modelo.

En la entrevista cuenta que cuando se instaló en esa ciudad, iba a comprar la ropa interior a los negocios que tenían corpiños especiales para stripears: bailarinas hiperflacas, que se operaban y se ponían prótesis gigantes.

Sofía se lamenta por lo que le dio la naturaleza. “Creame -le dice al periodista- lamento no tener las tetas falsas. Cuando me agacho se me caen hasta acá”, y pone sus manos a la altura de las rodillas. “No me hace ninguna gracia”, se lamenta.

Es la actriz latina mejor pagada.

Nacida y criada en Barranquilla, Sofía Vergara se casó y tuvo un hijo muy joven, estudió en una escuela católica y se inscribió en una universidad, hasta que se aburrió de todos. Se fue a Bogotá primera y a Miami después, donde comenzó su carrera como actriz.

La actriz tiene ahora 42 años y el éxito grande le llegó con Modern Family, en 2010, donde se convirtió en la actriz mejor pagada en la televisión norteamericana durante varias temporadas, según la revista Forbes. Cobra unos 300 mil dólares por capítulo y se estima que sus ingresos el año último fue de 37 millones de dólares.