Menu Big Bang! News
Show GH 2015

Un boxeador cool y una mujer abusada, las historias de la casa

Camila Cortese fue víctima de un violador junto a su hermana gemela. Nadia, otra participante, fue obligada a abortar. La contracara: el ingeniero industrial que habla cinco idiomas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“Quiero que mi historia ayude a otras chicas a salir del infierno”, confesó Camila Cortese, de 27 años, protagonista de una de las historias más conmovedoras de Gran Hermano 2015. Cuando tenía 15 años fue violada. “Con mi hermana gemela nos escapamos de casa para ir a un cyber y cuando volvíamos nos cruzamos con un tipo. Nos agarró a las dos, nos llevó a una calle cerca de las vías del tren y nos violó”, relató.

Camila se mostró con una sonrisa. Conmovió con su historia de vida.

La historia de Nadia Terazzolo también es fuerte. Tiene 30 años, es de Carlos Casares y madre de Valentino, de 7 años. “Tengo un hijo, soy soltera, a los 19 años me puse de novio con un chico que es corredor, cuando se enteró que estaba embarazada no quiso saber nada. Me convenció para viajar. Paramos en Bolívar para tomar algo. Me desperté en Mar del Plata con gasas y algodón. Había abortado”.

¿Nadia dirá el nombre del pilioto de autos que la obligó a abortar?

Otra historia que sorprendió, pero no por su dramatismo sino por lo sorpresiva, fue la de Fernando Parada Villar: 35 años, de Ramos Mejía, es ingeniero industrial con master en Administración de empresas, habla cinco idiomas, viene de viajar por 32 países y tiene una novia de 18 años. “Debe ser muy difícil que un ingeniero quiera entra a la casa de Gran hermano. La casa me entusiasmo, tiendo a ser líder en los grupos. Me despierto siempre buen humor”, se definió.

El “chico diez” de Gran Hermano. Dice que será fiel porque tiene conducta.

Nicolás Conte tiene 26 años, es de Santiago del Estero y es boxeador. "Trabajo en un boliche. Soy boxeador y desafío a Maravilla Martínez, le hago frente a cualquiera. De chico siempre he tenido todo. El que entra con una historia de vida a hacerse el pobrecito, es débil".

El boxeador cool.

Valeria Lucciardo, otra de las participantes, confesó que es transexual. Tiene 30 años, es estudiante de trabajo social, pasea perros y cuida niños. "Nací varón e hice todo un camino para ser quien soy. Si en la casa me gusta alguien, estaría bueno, el amor es muy lindo, así que si me enamoro bienvenido sea. Soy prejuiciosa y entiendo que no le voy a gustar a todo el mundo”.

Valeria sorprendió por su belleza y su historia de vida.

Bryan Lancelotta tiene 25 años y fue el primero en entrar en la casa. Trabaja en una fábrica de artículos de limpieza, vive en La Tablada y can cumbia. "Vivo con mi mamá y mi hermano discapacitado. Mi papá nos abandonó y cuando era chico me llevaba a robar. Nos pegaba porque se emborrachaba y se drogaba mucho. Me gustaría saber si tengo un hijo, mi ex pareja no me lo quiere decir”.

El momento en que Bryan entra en la casa.