Menu Big Bang! News
Show Sigue el escándalo

Vicuña no puede entrar a su casa: Pampita lo atiende desde la vereda

A diferencia de lo que sucedía antes del escándalo del motorhome, ahora Pampita lo recibe en la vereda. El chileno va a diario a ver a sus tres hijos. Detalles de la conflictiva relación tras el escándalo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Le marcó la cancha. Después del escándalo que protagonizó en el motorhome de las grabaciones del filme El hilo rojo, Pampita cambió las reglas de juego: ya no permite que Benjamín Vicuña ingrese a la casona familiar de Belgrano y, desde hace algunos días, lo atiende en la vereda.

La modelo recibe a su ex en la calle y no le permite ingresar a la casona familiar.

Aunque la relación entre ambos se quebró definitivamente luego de que la modelo acusara desde Twitter a su ex de mantener relaciones sexuales con su compañera de elenco, Eugenia “la China” Suárez, la oriunda de General Acha y el chileno deben verse las caras a diario por sus tres hijos: Bautista (7), Beltrán (3) y Benicio (un año y dos meses).

El chileno acata las normas: toca timbre y aguarda afuera la salida de sus hijos.

Las imágenes de Paparazzi no mienten. Las postales registradas por la guardia fotográfica de la revista muestran a la modelo en la puerta de su casona ubicada sobre la calle Mendoza despidiendo a sus dos hijos mayores. El chileno no sólo no ingresó, sino que debió tocar timbre y aguardar en la vereda.

La pareja volvió a la rutina que había adoptado en octubre, días antes de que se filtraran los polémicos audios que BigBang e Intrusos mostraron en exclusiva. En los mismos, la modelo acusó a su por entonces marido de infiel y le espetó: “Ya tenés tantas amantes que me perdí”.

La separación, hasta entonces negada sistemáticamente por los protagonistas, se precipitó y el chileno abandonó la casa familiar para instalarse en el Vilas Club, ubicado a pocas cuadras del domicilio de sus hijos. Sin embargo, un mes después, Pampita le volvió a abrir las puertas de la casa y, según su relato, el galán volvió a dormir algunos días bajo el mismo techo.

La modelo publicó las fotos de las cámaras de seguridad, pero las borró al día siguiente.

Todo cambió, claro, la noche en la que, según la morocha, encontró al padre de sus hijos con su compañera de elenco en el motorhome de la producción. Palta y manta amarilla de Nepal de por medio.