Menu Big Bang! News
Gran Hermano A horas

La previa de la final: las pruebas fallidas y las mejores fiestas de GH

Los "hermanitos" se divirtieron dentro de la casa pero también la pasaron mal cuando fallaron en las pruebas semanales. Apuestas que nos e concretaron y las memorables fiestas dentro del reality. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Momentos únicos. Sólo faltan horas para que finalice Gran Hermano, pero hay ciertos detalles que pasaron dentro de la casa que quedarán grabados en la historia del reality

Los chicos se divirtieron dentro de la casa de Gran Hermano.

A pesar de que los "hermanitos" estuvieron dentro de la casa tres meses, tuvieron actividades que les hicieron "despejar la cabeza". Los chicos se divirtieron con las fiestas y las pruebas semanales.

Pero los participantes no siempre la pasaron bien haciendo esto: muchas veces fallaron en las pruebas semanales y terminaron peleados en las fiestas.

Las "pruebas fallidas" más divertidas

La primera prueba semanal se realizó los primeros días de junio. Esta fue denominada "custodios del tiempo" y tenía como objetivo vigilar con concentración y templanza un reloj de arena por 24 horas.

Para superarla, tenían que dar vuelta el reloj antes de que el último grano termine de pasar de un lado al otro.

A pesar de que los chicos estuvieron atentos todo el día y la noche, la prueba no fue superada

La gran culpable del fracaso fue Macarena, quien se llevó un gran reto por parte de sus compañeros.

El momento exacto del "fracaso" fue cuando la ex de Leonardo Fariña y Azul tomaron sus puestos y dieron vuelta el reloj antes de tiempo. A pesar de que la prueba continuó durante más horas, este fue el hecho que determinó que "el juego estaba perdido".

Cuando Gran Hermano les avisó que la prueba no había sido superada, los "hermanitos" se desesperaron. Es que apostaron el 90 por ciento del presupuesto semanal y tuvieron que vivir durante 7 días con 896 pesos.

Se comieron las empanadas

Los primeros días de julio volvieron a perder otra prueba semanal. Esta vez, también recibieron el reto de Gran Hermano. 

Los participantes debían cocinar 1500 empanadas en 24 horas para donarlas a un comedor infantil pero se las comieron y perdieron la prueba.

A pesar de que el objetivo los movilizó, los chicos no lograron superar la prueba y quedaron complicados con el presupuesto.

El desafío comenzó bien. Los participantes se colocaron los delantales, los gorros de cocineros, prendieron los hornos y pusieron las manos en la masa. 

Pero en un momento todo se descontroló. Algunos de los participantes no aguantaron el hambre y empezaron a comérselas.

Patricio y Luifa fueron dos de los "hermanitos" que comieron empanadas con el justificativo de que "estaban quemadas" y "estaban rotas". Los chicos pensaron que Gran Hermano les iba a llevar más ingredientes para suplantar las que estaban en mal estado y que estas "se iban a descartar". Por eso las ingirieron.

"Debo decir con dolor que la prueba ha sido perdida ¿Por qué lo digo con dolor? Porque faltaron más de 40 empanadas. Y eso significa que no cuidaron bien la cocción o, lo que aún es peor, las han comido ustedes, que sí tienen un plato de comida diario en su mesa", dijo indignado Gran Hermano.

Los participantes de Gran Hermano se comieron las empanadas y perdieron la prueba semanal 

Y finalizó: "Les pido por todos estos chicos que con todo lo que hemos ingresado ahora terminen las 1500 empanadas que les prometimos".

También les fue mal en el circo

El 19 de julio los "hermanitos" se llevaron una nueva desilusión: perdieron una nueva prueba semanal.

La prueba consistía en completar siete sobre once actos circenses pero los chicos no ensayaron juntos y Gran Hermano se las dio por perdida.

A pesar de que los participantes llegaron a completar ocho actos de manera correcta, la prueba no fue superada: es que Gran Hermano observó que no respetaron las reglas impuestas, que implicaba ensayar todos juntos.

Las mejores fiesta de Gran Hermano

Además de perder las pruebas semanales y pelearse, los participantes también se divirtieron en las fiestas organizadas por Gran Hermano.

Con el objetivo de que los chicos se "distraigan del encierro", Gran Hermano organizó fiestas con diferentes temáticas. 

  • "El dado cariñoso"

En esta fiesta cada chica eligió una pareja para jugar su tirada de dado. Cada cara del dado correspondía a una consigna que los dos participantes tenían que cumplir.

Los "hermanitos" empezaron a jugar tímidamente pero luego se "desataron" y se besaron todos con todos.  

  • "Los juegos hot"

El 11 de julio los chicos se encontraron con algo muy especial en el SUM (salón de usos múltiples): "la fiesta de los juegos hot".

Los "hermanitos" entraron al lugar y comenzaron a hacer de las suyas: bailaron, se desnudaron y se besaron toda la noche.

Los protagonistas especiales fueron GabrielAntonella.

  • Fiesta de los Premios Óscar

 El 5 de agosto los chicos se vistieron de gala para participar de la fiesta de los premios Óscar

Dentro del SUM los esperó Francisco Delgado, quien les contó de qué se iba a tratar la fiesta.

Los chicos desfilaron en la alfombra roja y recibieron sus premios.

  • La última fiesta

Los finalistas (Ivana, Leandro, Mauricio, Yasmila y Luifa) se encontraron con una gran sorpresa. El lunes pasado Gran Hermano les organizó "la última fiesta" e invitó a los ex participantes del reality.

Dentro del SUM estaban los ex "hermanitos" esperando a los finalistas.

Cuando se encontraron gritaron de la alegría y se abrazaron. Tras la demostración de cariño, bailaron, tomaron y se divirtieron hasta altas horas de la noche.