Menu Big Bang! News
Las Bombas del Fondo

La Marina italiana controla el carguero abandonado con 450 ilegales

La tripulación del buque de 76 metros de eslora dejó anoche la embarcación, cuyos motores se averiaron, y corría peligro de estrellarse contra las rocas de la costa. Un helicóptero de la Guardia Costera pudo llegar y tomar el control de la nave.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

"Estamos solos", dijo la mujer por radio. Fue la única respuesta que la mariana italiana recibió anoche cuando intentó comunciarse con unbuque carguero abandonado, a la deriva, sin motor y con el riesgo de estrellarse contra las rocas de la costa. Horas después, la guardia costera italiana logró llegar hasta el barco y tomar el control. A bordo se encontraron con 450 inmigrantes ilegales, buscando destino.

El barco fue identificado como el "Ezadeen", tiene 73 metros de eslora y está matriculado en Sierra Leona. Y en esto momentos es remolcado por un barco de la Guardia Costera de Islandia. 

El comandante Filippo Marini, de la Guardia Costera italiana, dijo que después de varias horas, equipos de rescate italianos finalmente tomaron el control del "Ezadeen" poco antes del amanecer del viernes, y lo están remolcando a la región sureña de Calabria. El barco islandés Tyr, que forma parte de una nueva patrulla europea para detectar y asistir a migrantes en el mar, estaba remolcando la embarcación.

Es el segundo buque mercante que se halla en estas condiciones en tres días.

Marini explicó, en declaraciones al canal de televisión Sky, que seis agentes del cuerpo subieron al "Ezadeen" mediante un helicóptero para dirigir la nave, en medio de difíciles condiciones climáticas.

El barco fue avistado por un avión de la Marina anoche cuando estaba detenido cerca de 40 millas (70 kilómetros) del Cabo de Leuca (Lecce, sur de Italia).

Cuando las autoridades portuarias de Italia entraron en contacto con el barco -explica Marini- la única respuesta que obtuvieron fue de una mujer que dijo que estaban "solos" ya que la tripulación ha abandonado la nave.

Sobre el número de pasajeros, Marini apuntó son entre 400 y 450, entre ellos una treintena de mujeres y algunos niños. En relación con el origen de la nave, la fuente informó que procede de un puerto turco aunque no especificó de cuál.

Los Guardacostas habían alertado previamente de que el buque corría"peligro de una catástrofe" ante la posibilidad de que se estrellara contra las rocas de la costa, según los medios italianos.

Un helicóptero fue enviado hacia el buque transportando marinos para tomar su control, ya que a causa de las condiciones meteorológicas difíciles, el navío solamente podía ser abordado por vía aérea.

Ya hacia las una de la madrugada la nave se encontraba a 65 kilómetros del cabo de Leuca, en el extremo sureste de Italia.

Antes de que sus máquinas se averiaran, el buque navegaba a una velocidad de 7 nudos (unos 13km/h) Una de las personas que se encuentran en el "Ezadeen" pudo hacer funcionar el radio-transmisor de a bordo, e informar a los guardacostas que la tripulación había abandonado el buque.

Entonces, los guardacostas alertaron al patrullero islandés "Tyr", que se encuentra en la zona en el marco de una misión para Frontex, la agencia de de la Unión Europea para la vigilancia de las fronteras.

El "Tyr" pudo alcanzar al "Ezadeen" y navegar en paralelo a éste, pero las condiciones meteorológicas hacían imposible el abordaje por mar.

Tres médicos que se encuentran a bordo del "Tyr" serán trasladados en helicóptero al barco mercante para asistir a sus ocupantes que necesiten atención sanitaria, indicó la Fuerza aérea italiana.

Esto ocurre tan sólo dos días después de que fuera localizado otro buque de carga con unos 760 inmigrantes, en su mayoría sirios, que se dirigía también hacia la costas del sureste de Italia con piloto automático.

El barco también había sido abandonado por la tripulación, presuntamente traficantes de personas, que lo habían traído desde Turquía pasando por aguas griegas.

Seis oficiales de la marina lograron abordar el barco desde un helicóptero y pudieron tomar el control y mando del mismo.