Menu Big Bang! News
#144 Violencia de género

¿Por qué el estrés hace que aumentes de peso?

Un nuevo estudio demuestra que el estrés a largo plazo puede causar aumento de peso, e incluso obesidad. ¡Atentas!

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Ya sabés que el estrés afecta a tu cuerpo de las maneras más diversas, disminuye tu deseo sexual, altera tu sistema inmunológico y otras funciones indispensables como el sueño, pero también afecta a tu peso.
Una nueva investigación de la University College de Londres descubrió que el estrés a largo plazo puede causar, no sólo aumento de peso, sino también obesidad.

Para la investigación analizaron el nivel de cortisol (la hormona que se produce con el estrés) en 2.500 hombres y mujeres durante 4 años usando, usando muestras de cabello.
El estudio, que fue publicado en la revista Obesity, mostró que los mayores niveles de cortisol estaban relacionados con un aumento de la circunferencia de la cintura de los pacientes y un mayor índice de masa corporal.

“Estos resultados evidencian consistentemente que el estrés crónico genera mayores niveles de obesidad”, dijo Sarah Jackson, la directora de la investigación.

Las diversas investigaciones que se han realizado sobre el tema también dieron cuenta de que el estrés crónico puede fomentar hábitos poco saludables. También que el estrés crónico hace que el cuerpo sea menos productivo al convertir el alimento en energía y en su lugar acumula grasa.

Ahora sí, 4 razones por las cuales el estrés te hace engordar:

#1 Más hambre a la noche:

Una investigación de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, encontró que la sobre estimulación de neuronas sintetizadoras de orexina del hipotálamo por estrés mental o ambiental, puede provocar insomnio y como resultado aumento del apetito durante la noche.

#2 Mayor acumulación de grasa:

Cuando se sufren niveles elevados de estrés, el cuerpo secreta mayores cantidades de hormonas llamadas glucocorticoides, que desempeñan un papel en el exceso de peso.
Por otro lado, el estrés provoca que la grasa extra se acumule en el abdomen, según un estudio realizado por la Universidad Médica de Viena.

#3 La producción de cortisol:

Como ya mencionamos, el cortisol, relacionado a las situaciones emocionalmente estresantes, genera un aumento de peso que no está relacionado con comer más o hacer menos ejercicio. La clave sería que esta hormona, cuando el estrés se vuelve crónico, provoca desajustes en el metabolismo.

#4 La economía:

Según un estudio publicado por la revista Economics and Human Biology, el estrés que supone el vaivén de la economía hace que las personas que viven en países con “economías libre” sean más propensas a desarrollar obesidad.

¿La solución?

¡Reírte! De acuerdo con una investigación de la Universidad de Kansas, en Estados Unidos, si querés que el estrés no haga estragos en tu cuerpo, en especial en tu peso, tenés que reírte. La risa ayuda a reducir y superar los episodios de estrés.