Menu Big Bang! News
Bien de Minitah

4 errores fatales en una primera cita

La primera vez que salís con alguien es clave y, si te gusta, hay algunos errores que no podés cometer. ¡Prestá atención!

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La impresión que des o que te den en la primera cita es fundamental para que exista una segunda oportunidad. Si sos mujer, vas a fijarte en la ropa que lleva puesta, los zapatos, de su imagen en general. Si es hombre va a fijarse en conductas y actitudes. Entonces, hay que estar atentos, porque hay pequeñas cosas que pueden tirar todo por la borda.

La queja:

Quejarte por casi todo, tu trabajo, la vida en sí, la economía, el país, el calor o el frío, es una conducta espanta hombres. Puede que tu cita piense que solo buscás a alguien que te saque de la vida aburrida que tenés. Nada peor que una actitud negativa y pesimista, así que lo mejor es que pienses bien que vas a decir. Si sos quejosa, buscale el ángulo positivo a las cosas, siempre lo hay.

Cita
¡Atención!

Maltrar al camarero:

Ser poco atenta con quien atiende la mesa, puede dar una muy mala impresión. Y tu cita puede preguntarse si lo vas a tratar igual a él cuando tengan confianza. La falta de respeto o de paciencia no son virtudes que te van a sumar puntos. De todas maneras, si maltratás a los demás, es momento de que reveas tu actitud.

Cita
¡Los modales!

No agradecer la cena:

No estamos hablando de rezar antes de comer el plato. Si salieron a cenar o a tomar algo, acordate de agradecerle por la invitación. Es posible que te ofrezcas a colaborar, pero seguro que si es un caballero se va a negar. En ese caso, agradecele con una sonrisa, que no parezca que no lo notaste.

Cita
No hace falta hablar de sexo.

Hablar de sexo:

A algunas mujeres les parece bien hablar de sexo, sobre todo si la primera cita viene bien. Pero no hace falta que le digas que es lo que esperás que pase en el futuro cercano, por ejemplo: “No me acuesto con un chico si no salí al menos cinco o seis veces”, o algo parecido.

Tal vez para vos es una manera de ser precavida, pero puede caerle mal a tu compañero de cita. Puede interpretar que lo que pensás es que lo único que quiere es sexo. Y tal vez no es así. No te apures, todo llega a su debido momento y en esa ocasión vas a dejar claro tu pensamiento respecto del tema.

¡A tener en cuenta estos datos así no lo arruinás!