Menu Big Bang! News
Bien de Minitah

¡Andá a lavar los platos vos, papu!

¿Las mujeres manejamos mal, no entendemos nada de fierros, y somos fáciles de engañar cuando compramos un auto o lo llevamos al mecánico? ¡Sí, claro! Refresh, darlings, que eso es cosa del pasado.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cada vez más y más damas saben de mecánica, manejan taxis (y en muchos países hasta colectivos), y son, claro que sí, mucho más seguras al volante.

Según el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi) las mujeres manejamos de manera más segura y tenemos accidentes de menor gravedad que los hombres. Ahora bien, ¿también estamos en mejores condiciones para la compra? ¿Qué deberíamos saber?

La página estadounidense Kelley Blue Book, una de las más famosas de compra-venta del rubro, encontró que las mujeres son mucho más confiables que los hombres comprando autos. Según explica, al sentirnos intimidadas por todo el proceso que requiere la movida, compensamos buscando muchas más opciones; no nos cerramos a un tipo o a un modelo. Por otro lado, leemos reseñas sobre cada modelo que nos gustó, hacemos comparaciones por vehículo y aprendemos de lo que dicen los ratings de consumidores, sus opiniones en cuanto a rendimiento, ventajas y desventajas de cada marca y modelo.

Además, mientras los hombres tienden a saber qué tipo de auto buscan (pickups, coupes, etc), las mujeres pensamos más en la funcionalidad del auto, si tiene tercer fila de asientos, lugar para el asiento del bebé o espacio en el baúl, si gasta mucho combustible, si la dirección es hidráulica o si es fácil para estacionar por su tamaño. Llegado el momento de negociar, según la misma página, las mujeres llegamos con mucha información y sabemos qué descuentos podemos pedir. Los varones creen saber de regateo y van de una con la baja de precio sin una razón particular.

“Las mujeres consiguen mejores descuentos

-dice Hwei-Lin Oetken de KBB- porque hicieron toda la búsqueda antes de comprar aunque al comienzo se sientan más inseguras”.

Algunos consejos:

Si vas a comprar un auto usado de dueño directo, sería bueno que lo veas con un mecánico que te asegure que está en buenas condiciones. Frenos, caja de cambios, llantas, motor, chapa, son cuestiones a tener en cuenta en un papel si no estás acostumbrada a hacer este tipo de negocios.

Si viste un auto que te encanta en un concesionario multimarca, ¡no te apresures a dejar una seña! Buscá referencias sobre el lugar y revisalo con un mecánico. Para los expertos es muy simple “dibujarte” el auto y que te encuentres con problemas al poco tiempo de tenerlo. Algunos lugares como Car One dan garantía de mecánica y de documentación como un servicio adicional.

Es importantísimo que te informes en todos los papeles requeridos para hacer la transferencia y que no te encuentres con ninguna sorpresa.

Y para terminar, si estás por dar el paso, ¡comprate uno que te guste mucho!

 

Estas son algunas páginas que te pueden ayudar:

www.deautos.com

www.carone.com.ar

www.dnrpa.gov.ar

www.cca.org.ar