Menu Big Bang! News
Bien de Minitah

¿Cómo hacer para que tu cartera de guerra luzca como nueva?

 

No importa si tu handbag, mochila o bandolera te costó una inversión importante o no. Va con vos a todas partes, asi que hay que mantenerla. Manchas de café, grasa, desgaste… ¡socorro! Pero tranqui: acá van tips fundamentales para que tu compañera esté siempre impecable.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Si tu cartera es de cuero, pasale un trapo húmedo en la parte de apoyo todos los días, para que la suciedad no se pegue. Y hacele un tratamiento con un producto protector cada dos o tres meses. Una vez por semana, limpiala con un poco de jabón blanco y agua tibia: elimina la suciedad y el polvo inmediatamente. No es recomendable el uso de toallitas para bebé, vinagre u otro “remedio” casero para sacar manchas, porque pueden lastimar la pieza.

Para los lamparones de tinta, lo ideal es salir corriendo a un lugar especializado en limpieza de cueros. Si no es posible, ojo con los productos quitamanchas: funcionan, pero algunos pueden ser muy fuertes. Si el teñido es viejo, derechito a un especialista.

Mientras la cartera está sin usar, lo ideal es que quede llena de bollitos de papel para que no pierda su forma. No hay que recurrir al agua para sacar una mancha de grasa, eso sólo ensucia más el cuero. Siempre que utilices un producto nuevo, probá en un pedacito escondido para ver si no trae problemas.

Las bolsas de tela en las que a veces vienen las carteras son para que cuando no se usan, se guarden protegidas del polvo. Si te vino sola, ponele una funda de almohada, que cumple la misma función. La luz solar directa es muy mala para el cuero; puede decolorarlo o dañarlo.

Por último, para sacar malos olores: durante 24hs., dejá una bolsita con levadura en polvo en la cartera cerrada. Así desaparecerán todos los aromas desagradables.