Menu Big Bang! News
Bien de Minitah

¿Estoy preparada para ser mamá? La pregunta tiene respuesta

Si hasta ahora no tuviste hijos y te llegó la hora, hay algunas preguntas que deberías hacerte. ¿Tomaste en cuenta los cambios que van a  surgir? ¿Tenés clara cuál es la política de maternidad de tu empresa? ¿Estás lista para bajar el ritmo de tu carrera?

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Tener un hijo es la aventura más hermosa de todas, una experiencia única y maravillosa, pero a la vez una responsabilidad de por vida. Es la máxima renuncia a nuestro individualismo, a nuestras horas de sueño, al ombligo que manejó nuestras decisiones.

¿Por qué querés tener un hijo?

Esta pregunta es la fundamental, tenés que ser sincera y pensar si esta decisión responde a un deseo real y profundo, o si es personal o responde al de alguien más. Tal vez tu familia, tu pareja, la sociedad o eso de que “es ahora porque el tiempo pasa”. Vos sabés por qué y eso es lo más importante.

Vanity Fair 1991

¿Estás preparada para que tu vida social cambie completamente?

Muchos de los “amigos con hijos” se convierten en fantasmas, no los ves más. Invitarlos a un cumpleaños “de adultos” es en vano, porque se sabe que no irán. Pero otros le ponen onda al mix entre “ser padres hoy” y mantener a los amigos. Por supuesto que la maternidad cambia la vida social, pero con algo de creatividad, no es tan grave.

¿Qué edad te gustaría tener al ser primeriza? ¿Debés considerar congelar óvulos?

Si sentís que el tren se va y tu máximo deseo es ser madre, ¡a por ello!

Sin embargo, si el deseo existe pero aun tenés algunos asuntos que terminar antes de dar el paso, no tengas miedo y dejá que la ciencia te ayude, hay muchas opciones e información a mano.

¿Y la pareja?

Si estás con alguien, es importante que ambos puedan hablar con franqueza acerca de sus ganas y del imaginario de vida con un hijo. Si están mal, los hijos definitivamente no constituyen una solución, ¡sábelo! Si sos gay hay muchas opciones para contemplar, sin dramatismo.

¿Cómo estás de salud?

Si andás con ganas de ser madre, es fundamental que te vayas haciendo un chequeo general, que sepas cómo estás para llevar adelante un embarazo.

Además, tené en cuenta que muchos hábitos deben abandonarse por un tiempo largo, como fumar, tomar alcohol y ciertas actividades físicas.

lactancia
Cambia, todo cambia.

Economía:

Tener un hijo es un cambio grande también en lo económico. Un bebé acarrea muchos gastos específicos, y hacer cuentas previas es un gesto de adultez, aunque los babies vengan con “el pan bajo el brazo”.

Para terminar, si estás pensando en ser madre soltera, existen para vos muchas otras dudas específicas del caso. Seguro vamos a hacer otra nota para vos.

En estos sitios web vas a encontrar más respuestas a tus dudas.

http://www.procrearte.com

http://www.msal.gob.ar/index.php/contacto/354-parto-respetado