Menu Big Bang! News
Bien de Minitah

Los mejores tips para que el pelo crezca más rápido

Esperar a que crezca el pelo puede ser de lo más tedioso, ¡y ni hablar en el caso del flequillo! Si estás en esa espera que de dulce no tiene nada, estos trucos te van a venir mil puntos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cortate el pelo frecuentemente.

El sentido común dice todo lo contrario, pero los peluqueros afirman que cortar el cabello y deshacerse de las puntas abiertas provoca la sensación de que el pelo crece más rápido, además de otorgarle brillo, volumen y suavidad. No se sabe si en realidad sucede, pero al menos parece.

Aprovechá el aceite natural del cuero cabelludo.

Antes de ir a dormir es favorable cepillarse el pelo, porque ayuda a aumentar la circulación y de esta manera sus aceites naturales se esparcen hidratándiolo. Lo mejor es utilizar un cepillo de cerdas de jabalí y cepillar de raíces a puntas unas cuantas veces. En pocos días se ven resultados maravillosos.


Fortalecer el cuero cabelludo.

Para esto es fundamental usar productos de buena calidad y que sean los apropiados para cada tipo de piel. Un pelo sano se genera en la raíz, así que se debe cuidar mucho de ella. Para saber si tenemos el cabello sano, podemos tomar un pelo de la coronilla y observar si el espesor es el mismo desde la raíz hasta la punta. Si es así, el cabello está sano; si disminuye, ¡Huston, we have a problema!

De adentro hacia fuera.

Que el cabello esté fuerte y sano no depende sólo de los productos que se utilizan, sino también de lo que se come. Para promover el crecimiento del pelo es importante cuidar la alimentación. Son de mucha ayuda las proteínas del pescado, los porotos, las nueces y los granos enteros. De ésta manera también se evita la caía.

 

¡Adiós al trío secador - planchita - buclera!

El peor de todos los males para el pelo es el calor directo. ¡No hay que abusar de las herramientas que suben la temperatura del cabello! Si deben usarse sí o sí, hacerlo a baja temperatura y con protector térmico, para evitar rotura y encrespamiento.


¡No al shampoo diario!

¡No es suciedad, es cuidado! El cabello necesita de sus propios aceites para nutrirse e hidratarse, y estos no llegan a formarse si el lavado es diario. Lavar el pelo dos o tres veces por semana es suficiente para tenerlo limpio y saludable.

 

Al final, un poco de agua fría.

El agua de la ducha súper caliente es contraproducente, no sólo para la piel sino también para el pelo. La temperatura del agua es mejor cerca de la tibieza, y para terminar, enjuagar con agua fría ayuda a sellar la cutícula capilar y fortalecer.

 

Bonus Track

Las fundas de seda en las almohadas son beneficiosas para evitar enredos y roturas. Por otra parte, siempre hay que prestar especial atención a cómo reaccionamos frente a un nuevo producto. Tratar al pelo como a la piel es la mejor decisión.