Menu Big Bang! News
Bien de Minitah No todo lo que reluce es oro

Y vos, ¿te casaste con un boludo?

El estreno de la nueva película de Adrián Suar, "Me casé con un boludo", nos deja pensando. Aquí, una lista de señales para detectar si estás con uno así.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Mañana se estrena la comedia que vuelve a reunir a Adrián Suar y Valeria Bertucelli en la pantalla. Cuenta la historia de dos actores que se conocen y enamoran en un set y se casan al toque. Ella, cegada por el personaje de caballero sensible, descubre al poco tiempo que en realidad él es un frívolo, un egoísta y un imbécil, muy lejano a lo que ella creyó ver en él.

¿Te suena? Bueno, es una secuencia bastante común en la vida real. Pero atención, porque siempre asoman pistas a través de la convivencia. Aunque ahora muchas parejas opten por sólo convivir en vez de casarse, para ambos casos aplica esta lista de señales que pueden evitar que llegues a la triste conclusión tras los primeros meses (o días, o semanas), parada frente al espejo del baño, llorando y repitiéndote a vos misma: “¡Es tan pero tan boludo!”.  

Si después de una noche de sexo en el desayuno te dice algo así como: “la verdad, conmigo te ganaste la lotería, chiquita”... Si lo dice una vez, ok. A la segunda, risita nerviosa. A la tercera, decile que donás el monto entero del premio al Cotolengo Don Orionne y andate.

De golpe, se da cuenta.

Si considera que su pene es su mejor parte, le pone nombres, o te dice “saludá al amigo que lo tenés abandonado”, o “acá dice Cachito que a la noche va a visitar a Totita”. Es un boludo, no tengas dudas.

Si es fan de hacer gracias “de hombre”: se toma toda la cerveza junta de un solo trago, mueve los pectorales cuando le estás hablando de algo serio, o eructa diciendo el abecedario, ¡no insistas, es un re boludo!

Si a pesar de que están juntos fanfarronea en las redes sociales para que otras mujeres lo adulen, se saca selfies sexys todo el tiempo o sube fotos haciendo caras o con miles de emoticones... ¡Boludo narcisista!

  

Si se ríe sólo de sus propios chistes, o tipo Homero Simpson, o suelta una risita sutil mientras mira su computadora sin participarte, no hay mucho que analizar, ¿no?

Si habla mal todo el tiempo de sus ex mujeres o novias... #HolaBoludo

Si cuando le preguntan "¿para cuándo los hijos?" contesta: "estamos escribiendo cartitas a París". Bue...

Si cuando bebe, bebe demasiado, y no es exactamente un caballero cuando lo hace. Y encima después no se acuerda de las cagadas que se mandó borracho y mucho menos se hace cargo, es un boludo a pedal.

Si nunca quiere ir al cine, a comer afuera, a pasear, a andar en bici, a ver una muestra de arte, hacer un asado, ni ninguna de esas cosas que hacían antes de mudarse juntos y ahora, todo es sillón, Netflix, y a lo sumo un amigote viene a ver el partido del domingo: es un boludo sedentario.

Si cuando van al súper y está atento a llenar el changuito con lo que sólo a él le gusta, sea whisky, comidas, galletitas, bebidas, fragancia de jabón, etc., es un boludo egoísta.

Si se llena el departamento de cucarachas y se pone a llorar o te pide que le avises cuando el fumigador termine para volver a casa. Boludo poco hombre.

Si a la semana de vivir juntos llama a la mamá y le pide que le mande unos tuppers con el pollo a la cacerola que le preparó siempre, y a vos te dice “en tu vida probaste algo así”, es un boludo mamerto que no se va a curar nunca.