Menu Big Bang! News
Cuestionario Minitah

Lizy Tagliani: “Si es chico, te lo metés en la boca y te da hipo”

Es una de las personalidades más frescas de la televisión argentina. Y con el mismo desparpajo con el que la vemos en pantalla, en teatro, o la esuchamos en la radio, aquí responde a todas las preguntas como nadie más podría. ¡¿Lizy, qué dijiste?!

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Lizy con su obra Liberate encabeza la recaudación de la cartelera de Mar del Plata, y no es para menos. Desde el Teatro América, hace reír a todos cada noches, como lo hace cada vez que aparece en la televisión o en la radio.
Ella es una trabajadora incansable y una comediante de lujo, feliz con la noticia de la taquilla, dice que la tomó por sorpresa y que no se lo esperaba. ¡Vamos Lizy que te lo merecés!

Rol play

¿A que pensás nunca te dedicarías si fueras hombre?
A ser Comandante en Jefe en el ejército. Todo lo que tiene que tener reglas no está en mi esencia, más allá de mi condición sexual. Sí me gustaría pasar un rato con todos esos hombres, pero no exigirles el cuerpo a tierra ni nada de eso, porque la vocación no pasa por el sometimiento.

En la redacción de Minitah.

¿Qué consejo le darías a un hijo acerca de las mujeres?
Que les cuide el tiempo biológico. En general, los hombres tienen poca cultura de cuidar el reloj biológico de la mujer. Cada una viene con una cantidad de óvulos que si se terminan, chau, nunca sos madre. El hombre puede tener 90 años y mientras le nazcan dos o tres esperma (sic), gesta. Entonces, muchos tipos están 10 años de novios y nunca generan ese compromiso. A mi hijo le diría que si ve que pasa el tiempo y sigue sin ganas de ser padre, deje libre a su mujer si ella sí tiene ganas, como acto de amor. 

¿Y a una hija mujer, sobre los hombres?
¡Que los exprima! (risas). Que nunca les haga sentir miedo por estar ella, y que les haga creer que el 80 por ciento de lo que ella logra, es por él.

Lizy, delicada.

Si tuvieras que elegir, ¿qué hombre te gustaría ser?
Barack Obama. Si bien el cuento no es tan así porque ni es tan negro, ni res tan pobre como lo que él cuenta, no deja de ser un logro que haya llegado a manejar el país más importante del mundo. Pasó un montón de barreras para llegar a ese lugar.

¿Qué es lo que más te gusta de ser mujer?
¿Ser mujer hoy? No menstruar (risas). Las que nacen biológicamente mujeres (me vas a corregir si me expreso mal) nunca están iguales. Cada veinte días son una mujer diferente, de cabeza, de los ovarios, ¡no tiene el mismo cuerpo nunca! Y lo que más me gusta de ser mujer, en todos los aspectos, es poder hacer de madre, de referente. En una familia, por más que el hombre la lleve adelante, uno siempre quiere ser como la mamá.

Si fueses hombre, ¿a qué mujer te gustaría levantarte?
Para un rapidito, a Gladys Florimonti, ¡porque no me podría decir que no! (risas). Algunas no pueden decir que no (¡a Gladys la amo!). Y a una bomba, a Nicole Neumann.

Desfilando en Bailando por un Sueño 2015.

Sexo puesto

Si te gusta un tipo, ¿lo encarás?
De manera encubierta… Le hago la psicológica de “El beso de la mujer araña”, en donde un homosexual comparte una celda con un hétero y todo el tiempo le cuenta anécdotas eróticas para seducirlo. En general, los hombres se aterran frente a un encare frontal. Hay que dejarles todo servido para que se crean que toman la iniciativa.

Sexo grupal, ¿sí o no?
¡No! Soy admiradora de la estética, ¡tendrían que ser todas más feas que yo para que diga que sí! Y me quedaría embobada mirando, primero porque soy visualmente heterosexual, me parece hermoso el cuerpo de la mujer.

Visualmente homosexual, querrás decir…
(Ríe) Sí, ¡a veces pienso como Luisito, ¡gracias Agus! Me parece hermoso el cuerpo de la mujer. Me encanta, ¡me paralizan los cuerpos desnudos!

¡Loca, loca, loca!

¿Qué opinás del sexo tántrico?
Hay que tener tiempo y plata. Imaginate, me acuesto a las 12 y me levanto a las 4 para entrar a la radio… ¡dale! ¡No esperemos a que me convenzan pasándome la mano a cuatro metros de donde está el punto G, porque no llego nunca!

¿Pendejos o maduros?
¡Lo que dé! Pero no me gustan los maduros que se hacen los pendejos. Me gusta el pendejo boludo, o el maduro que te convence porque es lo más. Yo creo mucho en las relaciones entre jóvenes y maduros. El primer famoso que atendí fue Roberto Galán (NdR.: además de mujer de los medios, Lizzy es peluquera). El viejo estaba entre los 80 años y la muerte… nada menos erótico que él en ese momento. Pero un día empezamos a recorrer el hipódromo y me contó la historia de cada caballeriza, de cada rincón. En ese momento, si me decía “vamos a la cama”, me bajaba la bombacha. Pero también estuve con pendejos de esos de esos con los que decís “¿quién me manda a meterme acá”. ¡Y después, con el revolcón, te das cuenta quien te mandó a meterte ahí!

Del 1 al 10, ¿cuánto te importa el tamaño del pene?
(Piensa) Un 9. Porque si es chico… ¿puedo ser grosera? Bah, no tan subliminal.

Sí.
Si es chico, te lo metés en la boca y te da hipo. A mí me gusta cuando hace sopapa.

¿Proponés/aceptás sexo en la primera cita?
Siempre tuve sexo en la primera cita. Nunca propongo, más bien soy gauchita, digo “bueno, vamos”. Como en general lo primero que buscan los hombres es eso, no me queda mas remedio que decir siempre sí.

¡A lo Marilyn!

No sos vos, soy yo

¿Dónde se aloja el semen?
(Piensa mucho). Me siento Jelinek, ¡no entiendo, dame opciones! Salvo que quieras quedar, en ningún lado… ¡Se escupe!

¿Qué es una biela?
¡Un café de Recoleta donde van todas las viejas solteronas a buscar un hombre!

En una cancha de fútbol, ¿para qué sirve la medialuna del área grande?Para el tiro libre… ¡No! Para un penal.

En la mesaza de Mirtha legrand.

Hombre con manicuría, ¿sí o no?
Hasta la cutícula. Sin brillito.

¿Qué es una amoladora?
Un elemento de construcción, pero no sé bien para qué sirve.

¿Para qué sirve la próstata?
Para resguardar a los futuros pibes, la descendencia.