Menu Big Bang! News
Estar Mejor

11 de abril, Día Mundial del Parkinson

Casi 80.000 son los argentinos afectados por ésta enfermedad neurodegenerativa, que es la segunda en incidencia mundial, después del Alzheimer.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Por decisión de la OMS (Organización Mundial de la Salud) cada 11 de abril, desde 1997, se conmemora el Día Mundial del Parkinson, en honor al medico del mismo nombre que descubrió esta patología en 1817.

 

Si bien la mayoría de los casos se producen en mayores de 65 años, el 15 % de los enfermos diagnosticados tiene entre 45 y 65 años, mientras que otro 15 % es menor de 45 años. "La probabilidad de sufrir párkinson aumenta con la edad, sobre todo a partir de entre los 60 y 65 años", dice Jaume Kulievsky, neurólogo, director del instituto de investigación del hospital de Sant Pau de Barcelona y profesor de Ciencias de la Salud de la Universitat Oberta de Catatunya.

Carlos, "El Indio" Solari, contó que sufre de parkinson en su último show

 

Kulisevsky, ha explicado que "muchas de las creencias sobre el párkinson son parcialmente ciertas, pero otras, directamente, no corresponden a la realidad médica".

A pesar de que se asocia el párkinsoncon con el temblor del cuerpo, el doctor sostiene que, "hay muchos afectados que no tienen este síntoma y que nunca lo tendrán", lo que dificulta el diagnóstico. Otras personas "tienen el síntoma pero no sufren esta enfermedad, sino otra benigna llamada temblor esencial".

 

Contra la creencia de que la genética no influye en el párkinson, Kulisevzky afirma que "ya se han identificado al menos 18 genes con mutaciones causantes de la enfermedad, aunque en una minoría de los casos" y, además, añadió que cuando la enfermedad aparece en gente joven se puede relacionar, con gran probabilidad, a causas genéticas.

 

Existe desconocimiento sobre la causa de la afección, pero "todo apunta a una combinación entre la predisposición genética y las causas ambientales, como el estilo de vida, la alimentación o la exposición a determinados tóxicos, entre otros".

Por el contrario, personas que sufren patologías parecidas al párkinson, denominadas parkinsonismos, "pueden tener un riesgo mayor de sufrir un rápido deterioro físico porque no responden del mismo modo a los medicamentos", y ha recordado que "el párkinson es una enfermedad crónica, pero no mortal".

 

Kulisevsky ha confirmado que los afectados por párkinson pueden sufrir depresión, causada sobre todo por falta de dopamina, un neurotransmisor que interviene en el mantenimiento del ánimo, y, concretamente, "un 50 % de los afectados tiene una depresión asociada".

 

Una foto publicada por Hard Rock Cafe Caracas (@hardrockcaracas) el

 

En muchas ocasiones la enfermedad empieza con un trastorno del ánimo y es la propia depresión la que provoca lentitud motora y mental, aunque el tipo de depresión que se produce, denominada distimia, mejora considerablemente con los fármacos.

 

Para ayudar a combatir la depresión y los trastornos cognitivos, es fundamental la actividad mental y el ejercicio físico, ya que retrasan la aparición de la enfermedad. Se ha demostrado que la práctica de Tai Chi mejora el equilibrio en pacientes que sufren párkinson.

 

Una foto publicada por Michael J Fox (@michael.j.fox.official) el

 

Los pacientes de párkinson "conviven y envejecen con su enfermedad con una excelente calidad de vida durante muchos años, incluso décadas" en la mayoría de los casos, gracias a la amplia oferta de terapias disponibles.

Si desean más información:

ACEPAR (Asociación Civil Enfermedad de Parkinson)

Mañana a las 19, en Fundación Ineco, charla gratuita, Prkinson ¿Cómo mejorar la calidad de vida, más allá de la medicación? 

Pacheco de Melo 1854 (CABA) 4812-0010