Menu Big Bang! News
Estar Mejor

¡A mover las gambas! Los beneficios de andar en bicicleta

Nos calzamos el casco y el chaleco flúo para dejar en claro lo bien que hace andar en dos ruedas. Si todavía no es tu fuerte, ¡puede serlo a partir de hoy!

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cada año son más y más los países y ciudades que se vuelven bici friendly, y entienden que las bicicletas son el transporte público más sustentable y económico para todas las edades. El ejercicio que conllevan es altamente recomendado por los médicos y su popularidad va en aumento.

 

Si el flebólogo ya te dijo que correr no es para vos, tenés que darle una oportunidad al ciclismo. Casi todo el peso del cuerpo se apoya sobre el asiento y eso beneficia el funcionamiento de las rodillas. Además, si usás una bici con cambios vas a hacer mucho menos esfuerzo todavía. Bicicletear disminuye un 50% los riesgos de sufrir un infarto, porque es un ejercicio cardiovascular excelente que disminuye la presión arterial mientras sube el ritmo cardíaco. Así, el corazón trabaja mejor. Darle al pedal pone a funcionar todo el cuerpo, no sólo las piernas: también el tronco trabaja para mantener el equilibrio y el balance.

 

Quienes usan bicicleta están más contentos y sufren menos trastornos psicológicos. La bici oxigena el cerebro más que cualquier otra actividad, lo cual permite pensar mejor. También puede bajar el nivel de colesterol malo e incrementar el bueno, y ello mejora el movimiento de los vasos sanguíneos.

 

A su vez, impulsa la potencia del sistema inmunológico, reduce el riesgo de algunas infecciones, ¡incluso del cáncer! Además es divertido, te lleva a cualquier lado más rápido que caminando, y te ahorra mucho dinero. ¿Qué esperás para dominar el mundo con tu bicicleta?