Menu Big Bang! News

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Sin choris ¿no hay paraíso? Después de que incautaran comida en mal estado en las parrillas del Estadio Monumental, nos preguntamos ¿que cuidados debemos tener antes de consumir comida callejera?

En Buenos Aires, la oferta no es tan variada como en otros países, pero ya se nos hizo costumbre comer al paso un choripán, una bondiolita, algún morcipan o un buen sándwich de vacío.

¿Qué cosas debemos tener en cuenta antes de comer en un puesto callejero?

Ptimero, que la cocina esté a la vista, si vemos la parrilla, los alimentos no están precocidos o fuera de la heladera, es un buen comienzo.

Debemos elegir un puesto con la menor cantidad de alimentos posibles en oferta, cuánto menos variedad, más rotación y menores posibilidades de almacenamiento indebido.

La cantidad de gente que acude al puesto es muy importante, si hay fila es buena señal, los alimentos tienen buena salida y es menos probable que estén mucho tiempo fuera de la heladera.

Pedir todos los alimentos bien cocidos, no son los puestos de la calle los lugares ideales para comer la carne vuelta y vuelta, eso lo podemos hacer en casa. La carne, las hamburguesas o cualquier embutido bien cocido tendrá menos cantidad de bacterias. ¡Bien cocido, por favor!

La limpieza del mostrador, si bien son lugares que no suelen parecer un quirófano, es fundamental observar el estado de los trapos con los que higienizan el lugar y la limpieza de los utensillos.

Si estamos de vacaciones, lo mejor es preguntarles a los lugareños, ellos conocen mejor que nadie la zona y nos van a recomendar un buen lugar.

Por último, llevar alochol en gel o toallitas de limpieza es siempre una buena costumbre, de esa manera nos limpiaremos bien las manos y evitaremos que, las bacterias que pueden haber quedado en las manos, se trasladen a nuestro sistema digestivo.

Ahora, a disfrutar de lo que más nos guste.