Menu Big Bang! News
Por todo el cuerpo

5 señales de que te falta potasio

Es un mineral esencial para que el organismo lleve a cabo sus funciones vitales, y su carencia es nociva. ¿Cómo detectar si lo estás necesitando?

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El buen consumo de potasio y la reducción de excedente de sodio reducen en un 21% el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares. El potasio es un macromineral con funciones fundamentales a nivel muscular y del sistema nervioso. Además es un electrolito, y colabora en la presión y en la concentración de sustancias en las células. Es vital para tu cuerpo: regula los líquidos, el equilibrio mineral, y mitiga los efectos del sodio que tu cuerpo no necesita. Ayuda a relajar los vasos sanguíneos, al tiempo que disminuye la presión arterial.

El consumo de muchos productos que vienen en caja, bolsa o lata, contribuyen a la falta de potasio. Elevar el consumo de frutas y verduras ayudar a mitigar los efectos de esta escasez.

¿Cuáles son las señales de que te falta potasio? 

#1 Agotamiento:

Potasio
¡No das más!

Si el cansancio permanente, las horas de sueño no alcanzan y la energía está baja, es probable que el cuerpo esté pidiendo potasio. Atención a las ingestas, ¡somos lo que comemos!

#2 Músculos débiles y calambres:

Potasio
¡Bienestar y potasio, un sólo corazón!

El potasio juega un papel clave en la contracción muscular y en el funcionamiento del corazón. Cuando los niveles de este mineral son bajos, es posible experimentar dolores y espasmos a lo largo del día, o durante cualquier ejercicio. Una banana por día puede ayudar a mejorar el estado físico.

#3 Debilidad, mareos u hormigueos:

Potasio
¡Esa sensación horrible!

Los niveles de potasio pueden aumentar o disminuir a lo largo del día, y una gran caída del mismo puede ralentizar los latidos del corazón y generar sensaciones de desmayo. Diversos factores que pueden provocar estos síntomas (sobre todo en épocas de calor), por lo que es importante consultar con un médico. El hormigueo en brazos o piernas es otra señal importante a tener en cuenta.

#4 Presión alta o palpitaciones:

Potasio
Ojo con la presión.

Sin suficiente potasio, las paredes de los vasos sanguíneos pueden endurecerse y dar lugar a la hipertensión. Pueden ocurrir palpitaciones en el corazón, ante dificultades para bombear cuando el balance entre el sodio y el potasio está descontrolado.

#5 Hinchazón:

Potasio
Otro síntoma.

Si los niveles de potasio son bajos, el cuerpo lucha para regular los niveles de sodio, lo cual provocar distensión abdominal.

Fuentes de potasio:

Frutas banana, kiwi, limón, naranja, pomelo, tomates, ciruelas y duraznos (si están disecados, mejor)

Todas las carnes rojas y pollo

Pescados como el salmón, bacalao o sardinas

Brotes de soja

Cereales integrales, legumbres

Hortalizas como el brócoli, papas y habas

Leche y sus derivados

Nueces

Potasio
Algunas fuentes de potasio.

Incorporando estos alimentos a tu dieta aportarás potasio a tu organismo.