Menu Big Bang! News
Por todo el cuerpo A distintas actividades, distintos alimentos.

Las comidas más apropiadas para antes y después de entrenar

Seamos sinceras, ésta no es la época del año en la que nos volvamos locas por hacer ejercicio –falta un montón para que volvamos a usar la bikini-. Si embargo, es la constancia lo que hace a los cuerpazos del verano, definitivamente. Atentas a la alimentación, estimadas, porque el pre y el post ejercicio tienen sus propios vericuetos alimentarios.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Es súper obvia la importancia de comer liviano e hidratarse debidamente antes de ejercitar, pero nunca está de más tener en cuenta algunos extra tips para reforzar la rutina. Como punto en común a toda disciplina, debemos comer por lo menos 30 minutos antes de empezar, volver a comer 30 minutos después, y tomar agua en cantidades abundantes. Pero cada actividad tiene su predilección:

Yoga

30 minutos antes de la clase podés comer una banana y tomar un vaso grande de agua. Esto te va a dar energía y se digiere rápido. De acuerdo a la hora en que terminás tu clase, podés prepararte un pre almuerzo o pre cena de un huevo duro con tres o cuatro tomates cherry.

Crossfit

Antes de este entrenamiento tan duro tenés que consumir proteínas y fibra. Es ideal una manzana con algunas almendras. Hidratate a full, ya que vas a perder mucho líquido. Luego tenés que reponer un montón: una opción deliciosa es un licuado con leche de almendras o avellanas, arándanos, stevia y vainilla. Agregás un poco de agua y en 5 minutos está listo.

Entrenando para correr 10k

Para este desafío vas a necesitar un alimento bien potente. Podés preparar media taza de avena cocida y agregarle algunas frutas y almendras fileteadas. Como es bastante difícil de digerir, deberías consumirlo una hora antes del entrenamiento. Luego tendrás que recuperar sales y minerales. Tomá la mayor cantidad de bebidas mineralizadas posibles, y luego de una hora o dos, algunos carbohidratos no vienen mal. ¿Qué tal una tostada de pan integral con queso, kiwi y una naranja?

Boxeo

Si elegiste este deporte tenés que estar lo más liviana posible durante el entrenamiento. Una buena opción es una barra de proteínas, y si no tiene mucho azúcar, mejor. Cuando terminás con semejante esfuerzo, la clave -una vez más- son el consumo de proteínas y líquidos. Bebidas ricas en sales minerales o mucho agua, un buen sándwich de jamón, queso y huevo... Está bueno que lo prepares vos misma, así estás segura de ponerle un buen jamón cocido natural, queso light, y pan bajo en grasa.

Natación

Lo mejor antes de zambullirte del agua son pastas o arroz junto con una banana, pero si no es un buen horario para eso, podés comer algunas galletas de arroz con fruta, media hora antes. Es muy importante que lleves una bebida para consumir mientras nadás. Una barrita de proteínas y una fruta van a ayudarte en la recuperación de los músculos.

Otros consejos

  • Tanto la banana como el damasco, la palta, los higos o las uvas tienen altos niveles de potasio, que es muy beneficioso para los músculos.
  • Es fundamental que te hagas un chequeo médico antes de empezar cualquier actividad, para que sepas si es la indicada para vos.
  • Incorporar proteínas en tus comidas mejora tus músculos y los recupera del esfuerzo. Carnes, frutas secas o pastas integrales van como anillo al dedo.
  • Date tiempo de investigar y conocer distintos lugares antes de comenzar un deporte; en casi todos se pueden tomar clases de prueba gratis para saber si te gusta.
  • Y por último, ¡no abandones! Tu cuerpo y tu salud te lo van a agradecer.