Menu Big Bang! News
Por todo el cuerpo

Nuevo estudio establece vínculos entre la obesidad y el dinero

La obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial. Una nueva investigación analizó los patrones de recompensa cerebral de las personas que padecen la enfermedad. Aquí, sus asombrosos resultados. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Casi 3.000.000 de personas mueren cada año a causa de la obesidad o el sobre peso, según cifras de la Organización Mundial de la SaludLa cifra ha empujado a estas enfermedades a ser consideradas epidemias. Ya es sabido que cuando las personas con exceso de peso ven imágenes de alimentos con altos contenidos de grasa y azúcar, su sistema de recompensa cerebral se activa con contundencia. Es una región del cerebro relacionada, entre otras cosas, con la motivación, el deseo, y el placer.

Pero una nueva investigación, desarrollada por científicos del Centro Mente, Cerebro y Comportamiento de la Universidad de Granada, en España, hecha luz sobre otro estímulo sobre las personas obesas: el dinero.

¿Qué nos mueve?

El trabajo de los investigadores del Cimcyc fue publicado en la revista Human Brain Mapping. ¿Cómo lo instrumentaron? Por medio de resonancias magnéticas, los investigadores evaluaron el comportamiento del circuito de recompensa cerebral en personas con obesidad, con sobrepeso, y con peso normal, mientras realizaban tareas relacionadas con alimentos y con dinero. A cada uno de ellos se les presentaron imágenes de comida, desde hamburguesas hasta frutas, y les preguntaron cuánta plata estarían dispuestos a pagar por cada una.

Cerebro calorías
¡Atención!

En otro segmento del estudio, los participantes tuvieron que apretar un botón cada vez que vieran aparecer una estrella en una pantalla, con la promesa de una recompensa económica a los que acertaban.

Los resultados:

El experimentó reveló una mayor activación ante la comida que ante el dinero en el caso de las personas obesas, mientras que en la tarea en la que se podía obtener dinero, fueron las personas con sobrepeso, y no las obesas, las que presentaron mayor actividad del circuito de recompensa.

Cerebro calorías
¡Recompensa!

Para los científicos del Cimcyc, este descubrimiento es útil para revisar y mejorar el enfoque de los tratamientos contra la obesidad, ya que dejan en claro la necesidad de diferenciar las intervenciones que se aplican a las personas con sobrepeso y a las personas obesas, ya que tienen patrones cerebrales distintos.

Por otro lado, concluyen que sería importante incluir otro tipo de estímulos, además de la comida, como reforzadores cerebrales en los tratamientos para bajar de peso.