Menu Big Bang! News
Style

La diversidad en la moda todavía les cuesta

Ashley Graham y su aplaudido talle XL, o la sudanesa Nykhore Paul y su rostro de ébano, dominan las pasarelas europeas por sus características personales, pero aún enfrentan problemas y prejuicios para desarrollarse.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En la historia del fashion muchas modelos han sido descartadas de la industria, no precisamente por falta de belleza o de profesionalismo, sino por su contextura o color de piel, muchas veces incómodo para los mercados existentes.

Ashley Graham es la famosa modelo talle XL que desde 2009 viene ganando espacio en pasarelas y fotos. Pero recientemente participó en un spot publicitario en el que, junto a otras modelos exuberantes, exhibe y alaba su cuerpo con slogans como “este cuerpo está hecho para empezar una revolución”.

Es de no creer que importantes cadenas de televisión como ABC y NBC se hayan negado a emitirlos, reavivando la polémica del prejuicio en los cánones de belleza. Ashley dice que se puede ser saludable y hermosa en cualquier peso, y que es necesario educar en ese aspecto.

Ashley Graham y sus curvas.

La divina sudanesa Nykhor Paul se quejó porque en los desfiles del Fashion Week debía llevar sus propios maquillajes porque los supuestos profesionales no saben trabajar con el tipo de piel oscura. Acusó a todos los circuitos de la moda de pecar de lo mismo, sumado al hecho de que son gran mayoría las modelos blancas que desfilan. Instó a los maquilladores a proveerse de líneas de maquillaje que cubran todos los tipos de piel, como Iman Cosmetics, que está enfocada precisamente en las pieles negras. Malaika Firth fue, en 2013, la imagen de Prada y ostenta el título de ser la primera mujer de raza negra en protagonizar una campaña para la firma en casi veinte años. La anterior había sido Naomi Campbell.

Malaika fue imagen de Prada.