Menu Big Bang! News
Style

S.O.S.: se me suicidan las plantas

Todo lo que necesitás saber para que tus enmacetadas hijitas duren más que un día y medio. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Si hasta las flores artificiales se marchitan en tu derpa, no te angusties. ¡A casi todas nos pasa lo mismo! La botánica parece el arte de lo imposible, pero no lo es.

¿Siempre se te mueren, irremediablemente? ¿Cuál es la flor para tu espacio? Si querés iniciarte en el mundo verde, empezá por elegir las variedades aptas para tu entorno. Hay para todos y todas, según tengas jardín, balcón, patio o interior solamente. Lo importante es darles sus mínimos cuidados para no encontrarlas secas o marchitas. Pensá que, además, nuestras amigas vegetales cumplen funciones fundamentales: purifican el ambiente, aportan color, son relajantes, humidifican espacios muy secos y hasta, dicen, mejoran la autoestima, pues verlas crecer hace que nos sintamos mejor. Enterate acá cuáles son las plantas que van con vos:

 

Si sólo disponés de un espacio interior:

Potus. Es una trepadora colgante muy popular, fácil de conseguir y no requiere de grandes cuidados, por eso se usa mucho en oficinas y locales comerciales. Tenés que regarla sólo cuando ves que la tierra está seca.

Potus tan simples como efectivos.

Palmera de bambú o palmera china. Queda súper elegante en un rincón del living, y puede crecer hasta 3 metros de altura. La conseguís en viveros chinos, donde te explican amorosamente cómo cuidarla. Tiene una ventaja: sobreviven en condiciones desfavorables, fríos y con poca luz (tenela y sentite reflejada).

 

Calathea tricolor. Es hermosa para ponerla cerca de una ventana. A medida que las hojas se secan, hay que costarlas por la base. Hay que limparles las hojas con un paño blando húmedo y no darles agua en exceso porque son como Gremlins, no les gusta. Cuidalas de las corrientes de aire bruscas.

Calathea, nombre de reina misteriosa.

Si tenés un patio o balcón soleado:

Armate la huertita, que está de moda y es muy copado ver cómo florecen tus propias verduras. Tomate Cherry, albahaca, orégano, cedrón, menta, romero, lavanda, ciboulette… Cada uno lleva cierto cuidado, te conviene comprar los plantines en la verdulería del barrio y preguntar cómo se cuida cada variedad.

Jazmín del Cabo. También conocida como Gardenia, tiene un perfume delicioso en sus flores blancas y las hojas son verde brillante. Necesita luz pero no sol directo, es decir, semisombra. No la riegues de más y apenas se marchitan las flores, podalas.

Lilium híbrido. Existen pocas plantas de tanta belleza y gracia como esta esta, con flores que parecen trompetas blancas, amarillas, rojas o rosadas. Más conocidas como Azucenas, son fuertes y al anochecer emanan un aroma divino, como si se perfumaran para irse a dormir. Son fabulosas para balcones y terrazas. 

Lilium. Una divinura y si son de colores fuertes, mejor.

Para una terraza explotada de sol:

Erica. Bonita y fácil de cuidar. Es perfecta para tener en el jardín y vive muchos años, incluso si se cultiva en maceta. En otoño se llena de flores, por lo que vale la pena tenerla en cuenta para darle color al patio o a un rincón apagado del hogar.

Cactus y suculentas. Algunos dan flores y otros, no. Contrariamente a lo que muchos creen, sí llevan cuidados, por más que sean resistentes al sol. Están de súper moda y quedan buenísimos de a muchos en un rincón de la terraza, decorados con piedritas de colores.

Santa Rita. Nuestra reina trepadora. Sumamente vistosa para una medianera, en pérgolas o arcadas. Sus flores son muy llamativas, puede cultivarse en una buena maceta y soporta tanto la falta de riego como los climas bien fríos, incluso temperaturas bajo cero. A pesar de todo… ¡llega super alto! #TodasSomosSantaRitas.

Bellas, coloridas, resistentes y llegan alto. Planta Minitah, definitivamente.