Menu Big Bang! News
Style Seres de luz

Tips para iluminar bien tu casa

¿Prendés la luz y la bombita sólo transmite tristeza? ¿Querés leer en la cama antes de dormir y no ves un pomo? No desesperes. Acá van unos consejos para que los ambientes de tu hogar se transformen en espacios cálidos y atractivos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Una buena iluminación aporta encanto y personalidad a los espacios, siempre que se elijan las lámparas y los artefactos adecuados, ubicados en lugares estratégicos. Jugar con la iluminación puede dar volumen a algunos objetos, según se coloquen las lámparas hacia un lado, detrás, o bajo el objetivo a destacar.

 

Lo más recomendable es instalar interruptores que permitan regular la luz. Antes de instalar cada lámpara, probá los juegos de luz y sombras, y evitá que esa luz sea muy fuerte. Si tu casa en general es oscura y la luz solo llega a través de artefactos, también suma puntos que las paredes sean claras e instalar espejos que ayuden a reflejar la poca luminosidad.

 

Para la cocina, es recomendable usar luz difusa (antiguamente, tubos fluorescentes), para una luz pareja y sin sombras. Allí debés ver bien ingredientes, libros de recetas, medidas de tragos y elementos.

 

En el baño, funciona el espejo rodeado de bombitas onda camarín de teatro, porque, obviamente, ¡necesitamos ver muy bien cómo nos maquillamos! 

En dormitorio y living se aconsejan sólo luces puntuales (veladores, spots direccionados a sectores determinados). Si sos de las que les gusta trabajar o leer en la cama, la opción de luz de trabajo (como cuarzos o led) funciona para leer, limpiar, o buscar ese anillo desaparecido.

 

“La imaginación y la distribución hacen la diferencia. No hay que olvidar que la sombra es tan importante como la luz, pero si hay que leer o ver qué comemos, necesitamos una iluminación fuerte, pero que no moleste a la vista”, dice el light designer Horacio Piñeiro.

El cuarto de los chicos también debe tener luz difusa para abarcar todo el espacio posible, además de las puntuales en los escritorios o mesa de juegos, para cuidarles la vista y acostumbrarlos a tener buena luz en sus tareas. Mejor evitar las lamparitas inestables y de pinza. Lo ideal es fijar las lámparas a la pared o al techo, y procurar que haya interruptores al lado de las camas.

Para el exterior (balcones, patios, terrazas y parques) suma muchos puntos resaltar plantas, paredes y canteros, con luces puntuales y bañadores (luces que iluminan grandes espacios con un solo artefacto). Sobre todo ahora que con la tecnología LED podemos elegir el color de acuerdo a nuestro estado de ánimo.

 

Un dato: la tecnología led ahorra energía, y esto maximiza la economía. Las cálidas son efectivas, las frías (luz blanca), en cambio, hacen que el espacio se vea como una de esas pizzerías céntricas a las dos de la mañana. Las dicroicas son luces alógenas de 50w muy agradables, y según su ángulo de apertura, se las usa para resaltar elementos decorativos. Ahora también hay de led. Y también veladores, y lámparas de piso.