Menu Big Bang! News
Tendencias

8 tendencias gastronómicas que la rompen

¿Qué vas a comer, a dónde, a cuánto? ¿Sola o acompañada? La oferta gastronómica está renovada, y los foodies alzan la voz.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Elegir el lugar propicio para un momento gastronómico ya no se reduce a pensar qué tipo de comida se nos anda antojando, o qué lugar copado nos queda cerca. Las tendencias encontraron nuevos horizontes y el espectro restorantil se ha puesto mucho más interesante. Chequeá lo nuevo, y bon appétite.

1. Alimentos con historia: avanzan los alimentos artesanales, de leyenda y elaborados con materias primas de calidad. Se alejan de lo industrial y cuentan una historia, familiar o de tradiciones. Van desde lo gastro andino a lo japonés, la cocina peruana, los fast foods regionales o puestos callejeros. Acordate de tener con vos un digestivo, el kit de cepillo e hilo dental, o un buche de menta.

 

2.  Redes sociales: la moda de los chefs y los ingredientes cool atrajo el compartir ideas, recetas, tips, elaboraciones, y fotos de platos humeantes a través de las redes sociales. Todas son válidas: Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest. ¡Hola, acá estoy con el brunch más rico del mundo!

3. Smoothie bowl: pocos han podido resistirse a los encantos de los smoothies, que son licuados new age con frutas y verduras. Aterrizaron en nuestro país con entusiasmo y este año ocurrirá lo mismo con su nueva versión, el smoothie bowl: jugo de frutas natural servido en bol, en vez de vaso. Se toma con cuchara, viene con trozos de frutas, cereales o frutos secos. Ideales para cuidarse. ¡Muy Minitah!

4. Alimentación eco-alternativa: atentas a las nuevas fuentes de proteínas, a las leches que no son de origen animal y a las opciones como bacon veg (tocino vegetal) y la carne vegetariana.Amorcitooo, ¡las algas están servidas!”.

5. La compra online: las nuevas apps para entregar a domicilio están a full. Las tiendas de comida vía web no sólo ofrecen productos tanto tradicionales como novedosos, sino también ingredientes de todo tipo y origen, empaquetados creativos, recetas para una sola persona, detalle de la sal exacta, y hasta tutoriales para preparar la movida en casa.

6. Fuera celulares y gadgets: ya son varios los restaurantes que ofrecen importantes descuentos o beneficios a los clientes que, al ingresar, dejen sus dispositivos electrónicos en la entrada. La propuesta es el regreso a la charla, a mirarse a los ojos, o que nadie se distraiga del plato. Claro que al salir a la vereda, lo primero que hacemos es prender el celular y postear “¡hoy comi en Toto´s con el celular apagado!”.

7. Envases unipersonales: cada vez más personas eligen vivir solas, y la industria alimentaria empieza a satisfacer la demanda de este segmento. Por ello es que está en aumento la producción de nuevos formatos, los envases individuales. Está bueno disminuir el despilfarro tanto de comida como de material envolvente. Nos alegramos tanto.

8. Mesa para uno: genial, amamos esta tendencia, que es consecuencia natural de nuestra #7. Sentarnos en una mesa para uno, pedir una ensalada y una copa de vino y que ese rato que tenemos sea así de tranqui, ¡está buenísimo! Sin libro, sin auriculares, porque elegimos comer solas. Le sonreímos con gélida dulzura a quien ejerza aún la antigüedad de dedicarnos una mirada llena de pena.

Un cubierto y una copa, por favor. Sí, ¡uno!