Menu Big Bang! News
Tendencias

Loco, loco veganismo

Cambiar radicalmente tu alimentación es un proceso personal en el cual es fundamental que respetes tu cuerpo . Estas son algunas ideas para que encuentres tu propia manera de recorrer este camino.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Si estás con ganas de cambiar y creés que el veganismo es una buena alternativa, sé cuidadosa al elegir tanto los alimentos como las costumbres de alimentación. No va a ser fácil, pero si ya tomaste la decisión, ¡dale con todo!

Una comida a la vez

No cambies desayuno, almuerzo y cena de una. Modificá primero una sola una comida. Al principio podés desayunar siempre vegano, e ir extendiendo la modalidad cuando ya te hayas acostumbrado a lo nuevo.

Un día a la vez

La propuesta es que vayas escalonando: que empiece con los lunes, después los lunes y los jueves, o bien primero una vez por semana, luego dos, y así. También podés comer productos de origen animal únicamente durante el fin de semana -o solo en la semana-, hasta que finalmente te sientas bien siendo vegana de lunes a domingo.

Un alimento a la vez

Algunos alimentos son más difíciles de reemplazar que otros. Si tenés debilidad por determinados comestibles, intentá dejar todos los alimentos de origen animal, menos justamente esos. Poné todo tu esfuerzo, pero también dejá que suceda naturalmente; ¡no te tortures!

El reto

Podés intentar una transición a tiempo completo, pero temporal. Oprah Winfrey y su equipo, por ejemplo, lo hicieron durante una semana en 2011. Es radical, pero puede ser tomado como una primera mirada al mundo vegano.

La listita

Armá una lista de diez platos que ya comés -tal vez ya hay platos veganos, pero si no es así, no importa- y trasformá las recetas que contienen productos animales en versión vegana. Por ejemplo, en lugar de un espagueti a la boloñesa, va un espagueti con lentejas rojas o con una imitación de carne molida; o en lugar de empanar el pollo, podés empanar el tofu; etc. Lo siguiente es descubrir nuevas recetas veganas para completar una nueva lista de diez a doce comidas. Conseguí un libro de recetas específicas, buscá en la web, y visitá lugares de alimentos naturales.  Un curso de comida vegana también puede venir muy bien, ¡hay muchos y muy buenos!

Por último, es importante que tengas claro cuál es el motivo que tenés para ser vegana. Ese es el norte para que tu decisión se mantenga.