Menu Big Bang! News
Tendencias Subastas excéntricas

Los besos más caros del mundo

Una empresaria brasilera pagó 80.000 euros para comerle la boca a Ricky Martin en la gala benéfica de Amfar, una fundación de lucha contra el SIDA. Algunos dicen que el beso fue muy corto para el precio, otras directamente la envidian por haber tenido al galán boricua entre sus brazos, al menos por esos cortos segundos. ¿Fue el más caro en la historia de la subastas de besos?

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Parece que, comparado con los besos de algunas otras celebrities, fue casi una oferta. Si no, mirá y compará:

Así fue el beso de Ricky con la millonaria brasilera.

 

George Clooney
El megaguapo actor y director de cine participó en un evento anterior de la misma fundación en 2007. Una chica llegó a pagar 350 mil dólares por robarle un beso al soltero más codiciado de Hollywood. La bancamos.

 

Charlize Theron
En el 2009, la hermosa Reina Mala de Blancanieves subastó uno de sus besos en un evento de caridad a favor de la fundación de ayuda a niños OneXOne. La ganadora fue una mujer que no dudó en pagar 140 mil dólares y se llevó un beso de 20 segundos.

 

Sharon Stone
En 2003 una mujer ofreció 40 mil dólares para pagarle la cena de Acción de Gracias a un grupo de indigentes. La zarpada estrella de Bajos instintos ofreció darle un beso si subía su oferta a 50 mil. Aceptó y valió cada centavo que invirtió.

 

Eva Longoria
En 2009, la curvilínea estrella latina subastó uno de sus besos en un desfile de lencería. Un afortunado señor desembolsó 35 mil dólares. Lo recaudado se destinó a ayudar a mujeres de bajos recursos.

 

Daniel Craig
En 2008, fueron 30.000 dólares los que pagó una mujer por un beso de Daniel Craig, estrella de la saga de James Bond. Por el mismo precio le hicieron combo: también obtuvo uno de Hugh Grant y Robbie Coltrane.

 

 

Robert Pattinson
El pálido protagonista de Crepúsculo vendió dos besos a 20 mil dólares durante un evento de caridad para investigar sobre el sida en el 2009. Pero fue un fiasco: el beso era para la mejilla, no para la boca.

 

Kate Moss
El hospital de niños de Londres recaudó 5000 dólares que pagaron por un beso de Kate Moss. La supermodelo llevaba puesto un uniforme de policía mientras besaba al ganador, quien dijo que Kate “sabe tan bien como se ve”.