Menu Big Bang! News
Vida Cotidiana

6 vinos para quedar genial por menos de $200

Dicen que cualquiera con dinero puede comprar un buen vino. Puede que sea cierto, pero comprar el correcto a un excelente precio, ¿es fácil?

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Más allá del cash disponible, se trata de elegir el vino adecuado para la ocasión. Y si es una cita en casa con un señor al que invitamos a comer, podemos pedirle que traiga el postre en vez del vino, y lo sorprendemos con la botella perfecta. Los copones esperarán ansiosos.

Aquí, una guía pequeña y renovable para cumplir con el objetivo. Son 6 opciones, de 100, 150 y 200 pesos. Algunos están en los supermercados grandes, otros, en las vinotecas. La mayoría recomendados por Aldo Graziani, uno de los sommeliers más top y rockers del país.

 

Hasta $100:

Tinto Negro Mendoza Malbec, de Luján de Cuyo, Mendoza

Sabemos que Malbec es la cepa emblemática argentina. Este vino es de color rojo oscuro con ribetes violetas, brillante y limpio. Si sabes oler los vinos, sentirás aromas dominados por frutos negros maduros (arándanos, moras), levemente especiados y notas terrosas. Y si no… un exquisito perfume a promesas de un vinazo bien argento y rico en la copa. Es de los llamados vinos jóvenes, es decir, es para que lo tomes esta noche, o mañana, o la semana que viene, no más allá del mismo año en que lo comprás.

Funckenhausen Red Blend 2014 (Funckenhausen)

La botella de nombre difícil, aprendételo antes de la cena o el almuerzo, para poder repetirlo. Es un blend (mezcla equilibrada) de tres variedades: Malbec, Bonarda y Syrah; todos provenientes de viñedos propios de San Rafael. Es un tinto moderno y vivaz, muy tomable y está bueno para compartir en una reunión de muchos.

 

Hasta $ 150

Aguijón de abeja, Torrontés de Héctor Durigutti

Héctor Durigutti es un winemaker que marcó tendencia en el mercado nacional, porque cambió el rol de enólogo por el de bodeguero. Y el torrontés es una cepa fresca, de sabor inigualable que sólo se produce en Argentina.

De color amarillo verdoso, es de aroma cítrico y con notas florales. En boca es voluminoso, cremoso, con equilibrio dulce y una fresca acidez. Hay que servirlo bien frío, entre 10 y 12°, y lo podés guardar por dos años. Para una tarde con amigas en el jardín o en la terraza, servilo acompañado de frutas frescas y unas tablitas de queso. Llevalo a la mesa en una frappera.

Tinto Negro Uco Valley

Si ya probaste el Tinto Negro Clásico y querés alguno para guardar, no podés dejar de probar este. Cuando se guarda una botella, la idea es que los sabores y los aromas se intensifiquen. Es de rica textura, con aroma floral intenso y frutos negros. Podés comprarlo y guardarlo para una ocasión muy especial, como invitar a comer a tu ex para decirle lo bien que estás desde que no estás más con él.

 
 

Hasta $200

Manos negras (Pinot)

Si venís jugada con la ocasión, esta es una buena elección. Un excelente Pinot, de uvas seleccionadas del terruño de Añelo en Neuquén. Aromas a frutillas y un dejo mineral, el cuerpo es medio y la acidez, refrescante. La etiqueta hace referencia a que los verdaderos hacedores de vino se ensucian las manos de negro en su elaboración… La sola idea nos conmueve y dan ganas de probarlo. En compañía, claro.

 

Hey Malbec!

Este vino es una gran interpretación del Malbec. La etiqueta es realmente un must vintage y parte de su atractivo. Frutas rojas se combinan con aromas florales y pimienta negra, con taninos suaves y maduros que dan un final dulce y amable. Para una bondiola braseada a la miel, ponele.