Menu Big Bang! News
Vida Cotidiana

7 usos alternativos del café que vas a amar

No hay nada mejor que una taza de café humeante para arrancar el día. Pero la estimulante bebida tiene varias otras virtudes con poca fama, ¡que son muy útiles!

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El café es la segunda bebida más consumida en el mundo, después del agua. Aunque está rodeado de mitos y padece de “mala prensa”, varios destacan sus propiedades. Normalmente, al terminar el cafecito tiramos el sobrante del filtro a la basura. ¡Ojo, mirá lo que te perdés!

#1 Absorbe los olores de la heladera:  

Hay alimentos cuyo olor se impregna rápidamente en la heladera, y cuesta que se desvanezcan. ¿Sabías que un plato con unos granos de café los absorbe? Eso sí, tienen que estar frescos y los tenés que dejar, al menos, dos días.   

Para erraicar esos desagradables olores...

#2 Ayuda a combatir la celulitis:  

Ya sabías que la cafeína reactiva la circulación y que es uno de los ingredientes estrella de las cremas anticelulíticas. Pero quizás no sabías que podés preparar tu propia opción de tratamiento natural para combatir semejante flagelo de la naturaleza. Colá café y mezclá lo que queda en el filtro con aceite de coco, y frotalo sobre tu piel por unos minutos. ¡Después nos contás!

¡Probá!

#3 Limpia algunas superficies:

Si mezclás café molido con jabón y agua, ayuda a eliminar excesos de suciedad y el polvo. ¡Te vas a sorprender de los resultados!

Otro ayudante en la limpieza.

#4 Abona las plantas:  

Como el café es muy rico en fibra y compuestos orgánicos, es excelente para las plantas del hogar. Podés echar los restos de café directamente sobre la tierra de las macetas, o mezclarlo con tierra que tengas guardada y fertilizar tu jardín y con la mezcla.   

A tus plantas también les gusta el café

#5 Como colorante:   

¿Te gustan las manualidades? Sirve para teñir telas o papel. Prepará una mezcla de café bien negro y sumergí la tela que quieras teñir. Tené en cuenta que puede desteñir cuando la vayas a lavar, y podría manchar otras telas.  

También tiñe, naturalmente.

# 6 Como exfoliante:

Mezclá café molido con un poco de azúcar y frotá las zonas a exfoliar. También podés hacer una buena mascara facial, si lo mezclás con cualquier crema neutra. La piel queda brillante y fresca. 

Una mascarilla de café aporta frescura y brillo.

#7 Combate las bolsas bajo los ojos:

Aplicá una mezcla a base de un poco de aceite de oliva y café molido. Ayuda a reducir las bolsas bajo los ojos, por el efecto reafirmante que tiene la cafeína sobre la piel.

Así se aplica, y tiene buenos resultados.