Menu Big Bang! News
Vida Cotidiana

Increíble oferta de peluquería para niños

El local estadounidense gana fama internacional ofreciendo un descuento especial a niños que realizan una actividad específica mientras les cortan el pelo. ¿Cuál es?

 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cortarse el pelo es, claramente, una situación aburrida para los más chicos. En general, las peluquerías cuentan con televisores y juguetes. Pero The Fuller Cut, en Michigan, Estados Unidos, propone algo aun más educativo para que los niños se distraigan y a la vez se instruyan: un descuento en el precio del corte para los peques que lean libros en voz alta mientras el profesional hace lo suyo.

La iniciativa arrancó en 2015 pero ha tomado relevancia recién ahora. Ryan Griffin es el coiffeur responsable y reconoce que, si bien muchos padres acuden allí por el descuento, el emprendimiento es mucho más beneficioso en otro aspecto. Y distintas instituciones educativas apoyan la incitativa que tiene el objetivo de fomentar el hábito de la lectura.

Los chicos se enganchan con la lectura.

La peluquería es atendida principalmente por afroamericanos. "Todos nuestros libros tienen una imagen positiva de los afroamericanos; astronautas, atletas o escritores”, cuenta Griffin acerca de la novedad que ya está siendo imitada en otras ciudades de Estados Unidos. Él quiere que los adultos se hagan responsables por lo que hacen los niños, y que no los dejen abandonados a distracciones vacías.

El programa comenzó con los pocos libros que él tenía en su casa, pero una vez que se difundió la noticia, los clientes comenzaron a llevar sus propios libros para dejarlos en la peluquería, y así reutilizarlos.

Griffin fomenta el hábito mientras corta el pelo.

“Los más pequeños, que no saben muy bien cómo leer, tienden a tomar un libro para imitar a los grandes, que es lo importante. Cuando un chico piensa que leer es genial y mejora su lectura, es un regalo para mí”, agrega Griffin. Pero la propuesta no termina en el momento del corte, pues también hace un seguimiento de los progresos de quienes participan. Si un nene no termina un libro en particular, la siguiente vez es invitado a que lo retome donde lo dejó. Así, el peluquero siente un orgullo especial cuando ve que la lectura de alguno de ellos mejora.

Peluquero y cliente, ambos concentrados.

Leer es uno de los hábitos más enriquecedores para los más chicos. El hábito no solamente mejora los resultados escolares, sino que estimula su creatividad, su imaginación, y aumenta la confianza en esí mismos. A la vez, leer en voz alta mejora la memoria, la concentración, combate la timidez y desarrolla el lenguaje oral.

“Hay chicos que tienen miedo a leer en voz alta en clase, y lo que hacemos en la peluquería ayuda a contribuir en su confianza”, reflexiona el coiffeur. “Si logramos los niños vuelvan un día a Fuller Cut, ya adultos, y nos recuerden como quienes contribuimos a su hábito de lectores, me daré por satisfecho", concluye el estilista en su cuenta de Facebook.