Menu Big Bang! News
Vida Cotidiana Tres casos extremos

Volvieron las clases, volvió el bullying

Según datos de la Asociación Civil Ciudades sin Bullying, en 2015 se denunciaron casos de suicidio de alumnos en edad escolar debido a éste flagelo. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La problemática del bullying en nuestro país y el mundo es cada día más aguda. Las leyes se ponen más duras, pero la violencia también. Las asociaciones que monitorean el tema en distintos países cuentan que 1 cada 10 niños sufre acoso en la escuela. También surge de las encuestas que los espacios en que los chicos se sienten más inseguros y vulnerables son las clases de educación física y el baño, lugar en que no suelen estar los adultos.

Hoy, en Monte Hermoso, la mamá de un chico de 11 años denunció que ayer dos de sus compañeros intentaron violarlo. Los compañeros lo venían hostigando desde el año pasado y el lunes fueron mucho más lejos. La madre del menor contó el relato de su hijo, que es desgarrador: “fueron dos compañeritos míos, uno me obligó a agacharme y que frote mi cara por sus partes, y el otro de atrás movía la pelvis como simulando tener relaciones”.

Lo más grave es que las autoridades rara vez saben cómo reaccionar. En este caso, la directora del establecimiento cuestionó a la madre de la víctima por no llevar al niño a que cuente los hechos frente a ella. Además, le advirtió que no puede hacer más que suspender a los agresores.

Hoy mismo, sin ir más lejos, una chica en Florencio Varela fue atacada por sus compañeras de grado con bisturíes; le cortaron la cara y estuvo tres días internada debido a las lesiones.

La semana pasada, en Bariloche, un adolescente de 14 años sufrió una golpiza tremenda por parte de compañeros escuela. El menor y sus agresores asisten a en diferentes turnos, se cruzaron en la calle y lo molieron a golpes.

La madre del joven, Darlyn Soto, contó que el chico sufrió pérdida de conocimiento, traumatismo de cráneo y recibió puntos de sutura en uno de los labios. La mujer ya realizó la denuncia en la Fiscalía de turno y negó que haya habido una pelea previa entre los jóvenes.

A su vez, a fin del año pasado, en Salta, un menor de 11 años murió tras haber sido golpeado por sus compañeros a la salida de la jornada. Según otro chicos, el niño era maltrado diariamente.

La Asociación Civil Ciudades Sin Bullying advierte que la problemática es muy profunda. "Lo decimos pero nadie nos presta atención", es la queja habitual de las víctimas, y los decentes se quejan: "no sabemos cómo abordar el tema", en tanto los padres sostienen: "necesitamos ayuda".

Lo cierto es que cada vez son más los casos que terminan en muerte y menos las herramientas para ayudar a los más chicos.

Para asesorarse o denunciar:

Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia. La línea 147 está destinada a denuncias de todo tipo, realizadas por los menores de edad.

Asociación Civil Ciudades sin Bullying: info@ciudadessinbullying.org.ar