Menu Big Bang! News
Mundo conflicto global

A 70 años de la Segunda Guerra, vuelven los aliados contra el ISIS

Francia, Rusia y los Estados Unidos iniciaron una “coalición amplia” para combatir al Estado Islámico. La próxima semana Hollande se reunirá con Obama en Washington y Putin en Moscú. Londres comprometió apoyo. Como en la Segunda Guerra, un enemigo en común.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Rememorando los tiempos de la Segunda Guerra Mundial, Francia, Rusia y los Estados Unidos han elaborado una “coalición amplia” para combatir a ISIS por mar y tierra, tras los terribles atentados perpetrados el viernes último en París. Inglaterra confirmó que también se sumará a las acciones contra el grupo terrorista.

Los líderes occidentales están ante una encrucijada. 

Los mismos aliados que vencieron al nazismo en 1945, ahora, 70 años después, enfrentarán a ISIS.

“En los próximos días me encontraré con el presidente Obama y el presidente Putin para unir fuerzas -anticipó el presidente francés- y esperar un resultado que, por ahora, se ha extendido en el tiempo

Churchill, Roosevelt y Stalin, líderes de los aliados durante la Segunda Guerra Mundial. 

Las potencias de Occidente saben que sin un ataque por tierra que involucre a muchos soldados es muy difícil vencer militarmente a los yihadistas. Pero también saben que es una guerra atípica, afantasmada y de difícil resolución.

El triunfo sobre la alemania nazi se sustentó en la avanzada de la infantería sobre Berlín, EEUU Francia e Inglaterra por el oeste y Rusia por el este.. 

Charles De Gaulle, el héroe de Francia, la otra pata de los aliados.

Mientras Francia volvió a bombardear Raqqa, la capital del Estado Islámico, Putin le ordenó a sus comandos conectarse con el portaviones francés, Charles De Gaulle, que ya está en el Mediterráneo junto a 16 aviones de combate y ocho Super Etendart. 

 

 

 
 

 Los mismos aliados bombardean Alemania durante la segunda guerra.

 

 Por su parte, el presidente galo Francois Holland se reunirá el próximo martes con Barack Obama en Washington para coordinar una nueva estrategia sobre Siria, que incluye por primera vez a Rusia, después de años de resistencia.

 Dos días después, viajará a Moscú para entrevistarse con Putin, quien ya comenzó a bombardear a todos los opositores del dictador Bashar Al Assad en Siria.  

Setenta años después, cambia el enemigo, pero se repiten los bombardeos.

“En los próximos días encontraré con el presidente Obama y el presidente Putin para unir fuerzas y esperar un resultado que, por ahora, se ha extendido en el tiempo”, anticipó Hollande.

En tanto, Rusia afirmó que había activado con Estados Unidos los canales adecuados para evitar interferencias entre las acciones militares de Moscú y de la coalición internacional. “Cada cual con sus objetivos”, explicaron.

“La resolución de la partida del presidente Assad -explicó Putín- es una pre condición para los cambios políticos

La coalición franco-rusa se aceleró el mismo día en el que Putin admitió lo que Gran Bretaña había anunciado inmediatamente después que el avión ruso cayera en el Sinai que había sido un atentado.

Desterrar al Estado Islámico, el objetivo de la coalición. 

Desde la cumbre del G20 en Turquía, el primer mandatario ruso “reivindicó la gran coalición”. “Francia es parte de los países que adoptaron una posición muy dura sobre la suerte del presidente Assad. Nosotros entendimos todo el tiempo que nuestros amigos franceses entendían que la resolución de la partida del presidente Assad era una pre condición para los cambios políticos”, dijo Putin desde Antalya, en Turquía.