Menu Big Bang! News
Mundo Polémica

Amor múltiple en Brasil: se casaron tres mujeres entre sí

Ellas se juraron amor y lograron contraer matrimonio en Río de Janeiro. Es la segunda boda de este tipo en el país, la otra se realizó en 2012. Polémica moral y legal.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El amor suele romper fronteras y superar todo tipo de obstáculos. Así lo demostró una empresaria y una dentista, de 32 años, y una gerente administrativa, de 34:  En una ceremonia realizada en Río de Janeiro, las tres mujeres dieron el “sí” y oficializaron su relación.

El “trio” de mujeres, viven juntas desde hace tres años y  firmaron documetació ante una notaria que las reconoce como familia, separa sus bienes y le da la potestad a cada una para decidir sobre cuestiones médicas de sus cónyuges.

No fue la primera unión entre tres personas en Brasil ya que en 2012, una cajera, una auxiliar y un arquitecto se casaron en São Paulo.

Adelantadas.Escena de la novela “Avenida Brasil”.

“Somos una familia. Nuestra unión es fruto del amor. Voy a quedarme embarazada y estamos preparándonos para eso, incluso financieramente”, contó la empresaria al diario O Globo.

Además aseguró que la legalización es una manera de que “el bebé y ninguna de ellas” quede desamparada. “Queremos disfrutar de los derechos que todo el mundo tiene, como la licencia de maternidad”, concluyó.

El trío, además, declaró en el documento su intención de que en el certificado de nacimiento del bebé se contemplen los apellidos de las tres. Las novias firmaron también tres testamentos en los que dividen sus bienes en caso de fallecimiento.

Es el segundo trío registrado en Brasil. El primero fue hace tres años.

En Brasil, se instaló la polémica porque no existe ningún tipo de jurisdicción para estos casos. La presidente de la Asociación de Derecho de Familia y Sucesiones, Regina Tavares, sostuvo que "la poligamia en Brasil no tiene ningún soporte constitucional” y agregó que la sociedad brasileña “no acepta matrimonios de tres personas”.

La jueza que llevó a cabo el casamiento, Fernanda de Freitas Leitão, se mostró orgullosa de poder cumplirles el sueño a las tres mujeres y discrepó con Tavares. “Cuando comencé a oficializar parejas homosexuales ocurría lo mismo, me acusaban de que era ilegal. Todas las uniones que se salen de lo tradicional acaban abriendo el mismo camino”, cerró.