Menu Big Bang! News
Mundo Conmoción

Arrestan a la ex vicepresidente de Guatemala, acusada de corrupción

La investigación también alcanza al actual presidente, Otto Pérez Molina, a quien la fiscalía pidió indagar. Se investiga una red de fraude fiscal y se sospecha que el monto de la defraudación es de varios millones de dólares.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La ex vicepresidenta de Guatemala Roxana Baldetti, a quien la fiscalía acusa de estar vinculada a una red de defraudación fiscal, fue detenida hoy por la policía. Baldetti quedó detenida en el hospital donde se encuentra internada.

La fiscalía informó que solicitó el retiro de la inmunidad al presidente Otto Pérez Molina para que pueda ser investigado por presunta participación en el mismo caso, informó la agencia AP.

La fiscal general Thelma Aldana dijo que hay evidencia para "creer en la participación de Baldetti en la estructura" de la red denominada "La Línea", integrada por particulares y funcionarios estatales para evadir impuestos.

La fiscalía también quiere indagar al presidente Pérez Molina.

Aldana también informó en conferencia de prensa que la documentación incautada en allanamientos "lleva a considerar como altamente probable que el señor presidente de la república haya participado en la misma", dijo.

Iván Velásquez, titular de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), que depende de Naciones Unidas, dijo que "esta ha sido una investigación muy compleja que todavía requiere mucho análisis y seguimos obteniendo evidencias".

Los delitos de que se acusan a Baldetti son asociación ilícita, defraudación aduanera y cohecho pasivo.

La fiscalía informó que la ex vicepresidenta se encuentra recluida en un hospital privado por supuestos quebrantos de salud, y que fue en el centro médico que el fiscal Francisco Sandoval le informó sobre su aprehensión.

Se espera que en el transcurso del día se determine si Baldetti puede ser trasladada a los tribunales de justicia para brindar su primera declaración o si permanecerá en el hospital con vigilancia policial.

Al hacer la presentación de la estructura desbaratada las autoridades situaron a Pérez Molina y Baldetti, como cabecillas de la red.

Baldetti renunció el 8 de mayo, luego que la fiscalía y la Comisión desarticularon una red de particulares y funcionarios del estado que recibían sobornos de empresarios para evadir impuestos.

Según Velásquez, se han obtenido evidencias de que en una semana Pérez Molina y Baldetti habrían recibido al menos 2 millones de quetzales en sobornos, unos 262.000 dólares.

Según las autoridades, "La Línea" era una estructura también liderada supuestamente por Juan Carlos Monzón Rojas, el prófugo ex secretario privado de Baldetti.

La Cicig, un ente de Naciones Unidas para desarticular cuerpos clandestinos y aparatos de seguridad incrustados en el estado, ha presentado hasta el momento 88.000 escuchas telefónicas en las que varios miembros de la red mencionaba a una mujer como "la 2", "la señora", y que según las autoridades se trata de Baldetti.

La ex vicepresidenta ha negado tener relación con estos hechos.

Hasta el momento las autoridades no han establecido la cantidad exacta del fraude, pero estiman que son varios millones de dólares. Las autoridades han dicho que en el caso hay 100 personas investigadas incluidas al menos la mitad en prisión.