Menu Big Bang! News
Mundo en Johannesburgo

Así era el Homo naledi, un nuevo ancestro de los humanos

Se descubrieron sus huesos fosilizados en una cueva sudafricana. Tenía manos y pies de humano, pero cerebro como el de los antecesores cercanos a los simios. Las incógnitas que dispara el descubrimiento.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El "Homo naledi" está entre nosotros. Sus fósiles aparecieron en una cueva de Sudáfrica para revelar la existencia de un nuevo integrante del árbol genealógico humano.

Se agranda la familia humana.

Los científicos que anunciaron el hallazgo en el pueblo de Magaliesburg explicaron que tiene una “extraña” mezcla de características de homo sapiens con otras más primitivas.

Los huesos fosilizados aparecieron en la cámara de una cueva (48 kilómetros al noroeste de Johannesburgo) a la que sólo se llega después de atravesar pasadizos de apenas 17 centímetros.

El Homo naledi apareció en una cueva de Sudáfrica.

"Homo" significa que la nueva especie pertenece a los homínidos -donde están las personas modernas y nuestros antepasados extintos- y “naledi” es “estrellla” en lengua local. El hallazgo fue en el sistema de cuevas Estrella creciente.

El Homo naledi caminaba erguido. Tenía manos y pies de humano, pero los hombros y un cerebro chico, como el de los antecesores más cercanos a los simios.

La nueva especie tenía manos similares al humano.

Lee Berger, de la universidad Witwatersrand, a cargo de las investigaciones, dijo que esta especie tiene de 2,5 a 2,8 millones de años. Por el momento, se cree que no es un antecedente directo de los seres humanos actuales.