Menu Big Bang! News
Mundo Bomba

Atentado terrorista en Tailandia: al menos 18 muertos

Un coche bomba explotó en el centro de la Bangkok, capital del país asiático: al menos 18 muertos y 80 heridos. La explosión frente a Erawan, un importante templo budista.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Por lo menos 18 personas murieron y 117 resultaron heridas a causa de la explosión de una bomba en un santuario, uno de los sitios turísticos más populares, en una intersección transitada rodeada de hoteles de cinco estrellas y centros comerciales de lujo.

Con un intenso fogonazo que fue captado por cámaras de video de vigilancia y un estruendo que retumbó a varias cuadras, el estallido de la bomba dispersó restos humanos en la intersección de Rachaprasong, desparramó sangre, astilló ventanas e incendió motonetas. La explosión se produjo durante la hora de mayor tránsito vespertino en medio de gran concurrencia de turistas, oficinistas y compradores.

"De pronto se produjo un gran estallido y el cuarto se sacudió, como si alguien hubiese lanzado una bola de demolición sobre el techo", afirmó Pim Niyoman, un instructor de inglés que trabajaba en el octavo piso del edificio junto al santuario de Erawan. "Todo el edificio se movió. Mis cuatro estudiantes estaban histéricos".

Un video tomado enseguida después de la explosión muestra una escena de desesperación: numerosas personas corriendo despavoridas y otras llorando entre los escombros. Un trabajador de emergencia en una ambulancia trataba frenéticamente de reanimar un paciente golpeándole rítmicamente el pecho.

Nadie se atribuyó de momento el ataque.

Un coche bomba explotó en el centro de Bangkok. Al menos 15 muertos y decenas de heridos

La explosión tuvo lugar a las 19 hora local y, según trascendió, la bomba detonó en las inmediaciones de un centro comercial.

"Quienes colocaron esta bomba son crueles", afirmó el jefe de la policía nacional Somyot Poompummuang. "Se proponen matar porque todos saben que a las 7 de la tarde el santuario está replegó de tailandeses y extranjeros. Colocar la bomba allí significa que quieren ver muchos muertos". El centro de rescates de emergencia de Narinthorn confirmó 18 muertos —entre ellos chinos y un filipino— y 117 heridos, dijo Somyot.

La policía dijo que la bomba fue confeccionada con un tubo envuelto en tela.

La policía rescata a las personas que quedaron heridas tras la explosión. FOTO: AFP

Las cámaras de seguridad lograron captar el momento de la explosión:

El jefe de la Policía Nacional confirmó que lo que estalló fue una bomba: "Puedo confirmar que es una bomba, pero no puedo decir de qué tipo todavía, lo estamos comprobando".

El explosivo estalló en el santuario Erawan, dedicado al dios hindú Brahma, pero es extremadamente popular entre los budistas tailandeses y los turistas chinos. Aunque Tailanda es predominantemente budista, tiene enorme influencia hindú en sus prácticas religiosas y su lenguaje.

El santuario, junto a un hotel de cinco estrellas, está en la intersección de dos avenidas. Numerosos turistas se congregan en él para orar a todas horas, encender incienso y ofrendar flores que compran en puestos instalados en la acera. El lugar es un foco de actividad permanente y los feligreses a veces se ven flanqueados por danzarines tailandeses contratados por quienes buscan la buena suerte, mientras grupos de turistas van y vienen.