Menu Big Bang! News
Mundo Increíble, pero real

Traición a la mexicana: Botas, el mono desleal del Chapo Guzmán

Un pequeño simio fue la clave para que los investigadores mexicanos llevaran a cabo el operativo frustrado que intentaba dar con Joaquín “El Chapo” Guzmán, el narco más buscado del mundo, que escapó de prisión en julio pasado.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La pieza clave para el gran operativo frustrado que intentó dar con el paradero del narco mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán fue un pequeño mono. El animal se convirtió en una pieza clave para localizar a uno de los hombres más buscados del mundo, fugado en julio de una prisión de máxima seguridad.

Según consignaron medios mexicanos, luego de que “El Chapo” fuera capturado en febrero de 2014, la familia el narco, junto con el pequeño animal llamado Botas, se mudó cerca de la cárcel de El Altiplano, donde se encontraba detenido Guzmán, para poder realizar más visitas.

Pero unas semanas antes de conocer el plan de Guzmán para huir de prisión el 11 de julio pasado, la familia abandonó la vivienda y se mudó al estado de Sinaloa. El pequeño mono, Botas, sin embargo, quedó en esa vivienda.

Al reencontrarse con su familia, las hijas de “El Chapo” le pidieron al narco que les devolviera a su mascota favorita. Por esta razón, Guzmán dio la orden a sus hombres de mayor confianza de conseguir los permisos para trasladar al mono vía aérea. Pero como no lo consiguieron, decidieron hacer el traslado por tierra. Botas fue a bordo de un llamativo Mustang rojo, propiedad del cuñado del narco.

Una vieja imagen del Chapo Guzmán. La foto recorrió el mundo luego de la espectacular fuga.

Días atrás, los investigadores descubrieron que el llamativo simio se hallaba en el estado de Sinaloa, el mismo estado en el que sabían que se encontraba la familia de Guzmán. Entonces, entendieron que el pequeño Botas podría llevarlos hasta el paradero del narcotraficante. Tras varias persecuciones, dieron inicio a una gran operación de la Marina mexicana, llevada a cabo días atrás con el objetivo de capturar al Chapo.

El Chapo Guzmán escapó de una prisión de máxima seguridad el pasado 11 de julio, gracias a un extenso túnel

De todos modos, aunque la operación no cumplió con su objetivo mayor, que era depositar a Guzmán tras las rejas otra vez, sí pudieron detener al cuñado y otras cinco personas que de un modo u otro formaron parte de la planificación y materializaron la fuga del narco de la prisión de máxima seguridad.