Menu Big Bang! News
Mundo Agresora

Camarógrafa húngara es despedida por patear a refugiados sirios

Petra Laszlo se transformó en un nombre reconocido en medio de este drama humanitario que vive Europa con los refugiados. La mujer es camarógrafa del Canal 1, financiado por el partido ultraderechista Jobbik, y no tuvo mejor ocurrencia que salir a patear refugiados sirios en la frontera. Fue despedida de su trabajo. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Las imágenes son dramáticas. Apenas se libera la frontera, los refugiados comienzan a correr para adentrarse en Hungría y seguir luego camino hacia Austria. Según las noticias que se dieron a conocer días pasados, los húngaros no fueron receptivos de este drama humanitario, y el ejemplo de Petra Laszlo dio la vuelta al mundo.

Esta mujer es camarógrafa y trabaja para el canal 1 de Hungría, financiado por el partido ultraderechista Jobbik. 

Se la puede ver en dos videos. En uno de ellos, la mujer -vestida con camisa de jean y que usa una especie de barbijo- espera a los refugiados con la cámara en la mano. Cuando pasan por su lado le tira una coz a una joven y, no conforme con esa agresión, le pega una patada a la altura de la canilla a una nena que huye de la policía.

Petra Laszlo, la periodista del Canal 1 de Hungría, despedida por pegarle a los refugiados

El otro video es aun más dramático, porque Petra Laszlo espera a que un hombre que carga a su pequeña hija en brazos le pase por al lado. El refugiado se trata de soltar de un policía. Cuando lo logra, la periodista le hace una zancadilla y el hombre cae al suelo. 

 

Az első rúgása. Her first kick on a child.

Posted by László Petra Szégyenfal on Martes, 8 de septiembre de 2015

La mujer finalmente fue despedida de su trabajo. Y el repudio que se generó alrededor de su acción motivó una página de Facebook para repudiarla.

Otro caso de impacto fue el del periodista español Cake Minuesa, quien en su programa “Ciudadano Cake” -que se emite en la televisión pública madrileña- intentó humillar a un indigente búlgaro. Lo más extraño es que sus dichos sólo fueron comprendidas por su audiencia, porque el hombre apenas habla español.